miércoles, 24 de octubre de 2007

Legado templario (mala suerte incluida)

Hoy tal vez os sorprenda contándoos algo que no sabíais. Pero tengo que empezar por un principio que es bastante conocido.

Los Milites Templi Salomonis (Caballeros templarios o Caballeros del Templo de Salomón) fue una orden de carácter militar y religioso. Fue fundada en Jerusalén, en 1118 por nueve caballeros franceses, cuya misión era defender los Santos Lugares y a los peregrinos por allí pasaban. Su nombre viene de su cuartel general, que era la Mezquita de Al-Aqsa, que había sido construida sobre las ruinas del Templo de Salomón. En un principio, la Orden estaba compuesta por estos nueve únicos templarios, con lo que se limitaban a custoriar a los peregrinos cristianos. 50 años después de la fundación (1170), había caballeros templarios repartidos por Francia, Alemania, Reino Unido, España y Portugal.

50 años más tarde (1220) era la Organización más grande jamás conocida en Occidente, que poseía más de 9.000 encomiendas, 30.000 caballeros (con sus sirvientes correspondientes). Tenían en su poder más de 50 fortalezas en Europa y Oriente Próximo, una flota propia de barcos y tales riquezas que podían hacer préstamos a cualquier rey europeo. Eso al final, fue su perdición.

Pero a lo que voy. Una de las ideas que tuvieron fue ser depositarios de las riquezas de los viajeros. Es decir, que un viajero se presentaba en la encomienda que le pillara más a mano, entregaba sus riquezas y, a cambio, recibía un documento de la Orden donde se acreditaba el valor de lo que había dejado allí. Luego, cuando llegaba el viajero a su destino, éste presentaba ese documento en la encomienda del sitio de destino, y podía retirar allí su dinero, a cambio de una comisión. Con eso, se eliminaba el peligro de robo. Los templarios inventaron la letra de cambio. Según tenía entendido, aunque no he encontrado referencia a ello, una de esas primeras letras, si no la primera, fue expedida en Barcelona.

La otra curiosidad fue que, debido al inmenso poder que acumularon y a una "pequeña" deuda de Felipe IV el Hermoso (rey de Francia), se promovió lo que ya sabemos: la disolución de la Orden y arresto de todos los principales Caballeros Templarios, en un cronometradísimo golpe de mano, el día 13 de octubre de 1307, viernes para más señas.

Y de ahí viene la superstición de los Viernes 13, del aciago día del apresamiento de los Templarios.

En España es el Martes 13. Tradicionalmente, el 13 siempre se ha considerado un número de mala suerte y el martes, por ser el día del dios romano de la guerra, Marte. Ya a los romanos no les gustaba nada ese día.

En Italia es el Viernes 17. He intentado buscar algo en la Wikipedia italiana, pero no tienen artículo con referencia a esto.

Entonces, la tradición que se supone que es anglosajona del Viernes 13, hace referencia en realidad a un suceso que se produjo en Europa y que afectó a todos los países donde había una encomienda templaria.


34 comentarios:

Bloggesa dijo...

Yo soy rara. A mí el 13 me da buena suerte.

joker dijo...

¡Qué bien atado el artículo, chiqui!

donde duende??? dijo...

Sobre la letra de cambio...no sé que decirte¡¡¡¡¡a mi en la facultad y en materia de examen me contaron que la primera letra de cambio surgio de los mercaderes-banqueros italianos (Florencia) y creo recordar que fue en la Baja Edad Media¡¡¡¡¡pero vete tu a saber cuantas mentiras me han hecho emorizar para poner en los examenes¡¡¡¡¡jajajajaja...

Que conste que tu te has autollamdado rara¡¡¡que despues lo decimos algunos y nos llevamos collejas¡¡¡¡¡y es que todos los pajaros comen trigo y las culpas al gorrion¡¡¡¡

Besitos sin ningun tipo de interes ni nada por el estilo¡¡¡¡

donde duende??? dijo...

tienes un ragalito y algo de trabajo en el bosque¡¡¡¡jajajajajja...paciencia¡¡¡

Bloggesa dijo...

Duende, cronológicamente es cierto. La época de los templarios corresponde a la Baja Edad Media. Y lo de la letra de cambio me lo dijo la profesora de Historia Económica Mundial en la carrera. Tal vez los templarios la inventaron y los mercaderes la afianzaron y desarrollaron porque les pareció una buena idea. ¡Quién sabe!
Me ha encantado esto de que todos los pájaros comen trigo y las culpas al gorrión, gorrioncete.

Voy volando a tu bosque. Un besote.

Bloggesa dijo...

Joker, que me había olvidado de ti, corazón. Muchas gracias. Eres mi mejor conejillo de Indias. Un beso.

joker dijo...

<soez>
Pues ya sabes, a f... como conejos.
</soez>

jijiji

El futuro bloguero dijo...

Yo también soy raro. No tengo suerte ni con el 13 ni sin él. (pero sigo echando la primitiva, que uno de estos jueves, me quito el prefijo de futuro y me convierto en Bloguero como única profesión)

Me ha gustado.

Bloggesa dijo...

Joker... ¡ejem! Que parece que estás cual sátiro escondido entre la maleza, acechando...

Una buena ducha de agua fría y solucionado, que estamos ahora lejos, hombre...

No sé si atreverme a mandarte un beso... y no digamos ya un abrazo...

Bloggesa dijo...

Futuro Bloguero, yo no echo a nada de lotería, siempre se me olvida. Y lo del 13 lo digo porque aprobé el carné del coche (práctico) un día 13 con el número 13 de expediente en la autoescuela. Que antes, ni fijarme en el numerito, vamos.

SoMeZiNg dijo...

yo me preguntaba por qué en unos sitios es viernes trece, otros martes y trece, y otros 4 de julio (esto me lo acabo de inventar) y realmente me parece una historia curiosa.

Katty dijo...

El 13 siempre ha sido un número esotérico..Además por el tema de que en la última cena de Jesús había 12+1..es decir, Judas Iscariote, el traidor. Por eso dicen que da mala suerte sentar trece personas a la mesa. Agravado por lo que cuentas sobre lo de los templarios, imagino que quedó como número y día maldito.
(Supongo que esto explicaría que siempre sea 13, tanto si es martes como si es viernes xD)
Besitos

Igrein dijo...

A mi siempre me ha traído suerte...
Conocí a J. un 13. Empezamos a salir otro 13. Y nos casamos otro 13 más.

Jejeje... a mi me mola el 13...agarramela... ains, no, no. Perdón.

Bloggesa dijo...

Somezing, menos en Italia que es el Viernes 17. ¡Qué bien! Te he solucionado una dudilla. Un besote.

Katty, eso de no sentar 13 personas a una mesa es muy seguido en el Reino Unido. Agatha Christie tiene una novela en la que matan a la comensal número 13. Existe la creencia de que quien muere es quien primero se levanta. Un beso.

¡¡Igrein, descocada!! Tú y Joker no sabéis más que sacar picardías. Por cierto... ¿cómo acaba el dicho ése que has empezado? XDDDDDD
Otro beso para ti.

kamonbeibelaikmaifalle dijo...

Blogge.. cariño mio, que aunque soy muy descastada.. no dejo de visitar los blogs amigos (un poco voyeur, si me estoy volviendo) y no es que tenga mucho trabajo, no..Es que no sabes lo que es tener "okupas" en casa chateando, musiqueando etc, etc. Tenemos también un portátil, pero esto no soluciona el problema.
El tema de los caballeros Templarios me parece apasionante, el otro dia reparé, en un programa sobre Colón, en que la cruz de las velas de las tres Caravelas es la de la Orden del Temple, y es muy curioso, ya que en la fecha de los Descubrimientos, hacía más de un siglo que ésta había desaparecido. Ya indagaré algo más sobre el tema-- Lo dicho..me tengo que ir. Muchos besos.

kutxi dijo...

Yo tengo un viernes 13 de gratísimo recuerdo. Por cierto, lo anglo-sajón, al fin y al cabo, es europeo, no? :-D

Bloggesa dijo...

Kamonbeibe, lo que yo tengo entendido es que no desaparecieron. Fueron perseguidos en Francia a degüello, pero en España se cambiaron creo que a la Orden de Calatrava, en Portugal cambiaron el nombre y listo, en el Reino Unido no sufrieron el acoso que en Francia. En Polonia, pasaron de la historia y sólo se cambiaron el nombre, por seguridad. Es decir, que desaparecer, nada de nada. Ahora incluso hay Órdenes del Temple, creo que hay una con su sede en Madrid y todo. Un besote, voyeuse.

Kutxi, tienes más razón que un santo. Me quería referir a estadounidense. Un beso.

Norma dijo...

Jo, he leído un poético texto sobre un delfín-trucha, un post sobre las cochinillas y su explotación por parte del homo consumitoris, un interesante relato sobre los templarios y las letras de cambio (florentinos, barceloneses????... ya puede ser, ya) y lo que voy a poner en el comentario es que yo tampoco sé cómo acaba la rima esa del trece... si es que... cómo somos!!!!

Besos, Bloggesa!!!!!

Chicho dijo...

Mis libros preferidos son sobre los templarios y conocía esta historia aunque la resumes a la perfección.

Tale dijo...

apasionante lo del significado de los números.

Es curioso como que en muchas compañías aereas pasan de las filas 12 a la 14 (y en hoteles también pasa) mientras que el otro día vine en un vueling en plena y magnífica fila 13. (magnífica porque es la salida de emergencia y es más ancha),

Los chinos en cambio consideran al ocho como el número de la suerte. Ni idea de porque hacen eso, pero me dijeron que hasta pagan más por los asientos de las filas ocho.

Por otro lado, está claro que lo de las expropiaciones a saco y las macrocrisis económico-políticas viene de antiguo.

Deliciosa historia.

Besos

Bloggesa dijo...

Norma, XDDDDDDD
A ver si va a ser que el trabajo te está haciendo una reconversión neuronal o que tus sinapsis necesitan aportación extra de glucosa... Mi receta, querida paciente, es descansar lo que pueda este fin de semana, administrarse una onza de chocolate (mínimo) en la merienda con un pellizco de pan-pan y... unos buenos achuchones, no por vicio, sino para bajar las calorías del chocolate. Cuanto más chocolate, más achuchones... jijiji...
Un beso, guapa.

Chicho, gracias, que al principio me agobié un poco con eso del resumen, que hay tanto que contar que hay hasta para perderse. Si has logrado leer entero "El péndulo de Foucault", me descubro ante ti.

Tale, ¿y no dará tan buena o tan mala suerte como cualquier otro número? Siempre tenemos un número preferido, por ser fecha de nacimiento nuestro o de alguien, aniversario... Y números que no nos gustan, por lo que sea, que siempre suele ser algo muy subjetivo. ¿Y no será que los números no tienen nada que ver en la suerte? Claro está que si estás en un casino y apuestas al 43 y ganas, pensarás que es un número de buena suerte, pero si le toca a otro es la buena suerte del otro y si no le toca a nadie, es la buena suerte de la banca. Esto de las supersticiones es que tiene miga. Un beso. Gracias.

Tale dijo...

¿Apostar al 43 en una mesa de ruleta?

Eso no me lo pierdo!! XDDD

Bloggesa dijo...

Vale, Tale, acabo de buscar una ruleta y veo que sólo hay hasta el 36. Jo, que no sabía yo... Estoooo... si es que a mí me gusta más el chinchón.
Anda, un beso...

MM de planetamurciano.tk dijo...

Dicen ke los templarios también fueron grandes practicantes de poner s sus compañeros mirando a Cuenca....
¿ Habría allí algún templo ke conkistar?

susana dijo...

a mi tb me gusta el 13, hija mia, tu por las noches, tienes que poner la cabeza reposando en algún lugar especial? lo digo por las cosas que se te ocurren xd xd xd...besitossssss

Bloggesa dijo...

Señor MM, de los templarios dijeron muchas cosas para condenarlos a la hoguera. Y, en aquel tiempo, "mirar a Cuenca" esta pero que muy mal visto, sobre todo entre monjes. Las cosas de la Iglesia. Un beso.

Susana, que ya ves tú para qué servirá la mitad de las cosas que pongo, mujer. Que no suelen salir conversaciones en los bares sobre los templarios, ni los delfines. Nada, Su, las tonterías de estar atenta en clase o de leer demasiado, que se me habrá reblandecido el cerebro. Pero me has dejado con la duda. Esta noche investigaré la almohada... XDDD
Muchos besos, encanto.

Chicho dijo...

no he leido El péndulo de Foucault pero voy a hacerlo....por cierto para los amantes de las historias de los templarios y de cualquier tipo, hemos sufrido una gran baja:
http://www.juanantoniocebrian.com/doc/noticias/default.asp?id=92

Tale dijo...

Cierto, La Rosa de los Vientos.
Qué solas se están quedando las noches de la radio.

Norma dijo...

Se nota que no frecuentamos mucho los casinos, (he ido una o ninguna vez)... yo tampoco hubiera caído


Intentaré seguir sus sabios consejos para el fin de semana, jejejejj

Besos!!!!

Bloggesa dijo...

Chicho, un recuerdo a Juan Antonio Cebrián.
Cuando empieces El Péndulo... recuerda una cosa: puedes saltarte lo que no interese a la trama. Por eso yo me lo he medio-leído tres veces, voy a la historia que me interesa y dejo el resto, que no puedo con ella.

Tale, es curioso el nombre del programa. El número 13 simboliza la rosa de los vientos con el centro donde se unen. Lo leí una vez en un libro. Y te recomiendo "La noche menos pensada" de Manolo H. H. en RNE Radio 1.

Norma, si es que eso de los casinos serán muy bonitos, pero para perder hasta la camisa, casi que no.
Empieza la receta poco a poco. XDDD
Un besote.

Katty dijo...

Vale, si resulta que somos 13 en la mesa no me levantaré la primera xDDD No es que sea supersticiosa pero por si acaso jejeje

MErche dijo...

Si es que todo está enlazado en este mundo, nada sucede porque sí.

Besitos

Tale dijo...

Hoy fui en avión y me he fijado. Pasaban de la fila 12 a la 14 directamente.

Si es que estos de Iberia son unos Templarios....

Bloggesa dijo...

Peazo tontería...

Que si no tienen fila 13 no tendrá accidentes... ¡Qué tendrá que ver!