sábado, 6 de diciembre de 2008

Ciencias ignotas

Tal vez, muchos de vosotros habréis leído a H. P. Lovecraft, sus cuentos de terror. Y, si es así, habréis también leído en sus escritos sobre un misterioso y peligroso libro, el Necronomicón, un libro que versa sobre saberes olvidados, ritos de magia ancestral que convoca a seres antiguos. Un libro que, con tan sólo leerlo, provoca la locura y la muerte.

Como podéis imaginar, era un libro inventado. Lovecraft le creó un rastro "histórico" para darle verosimilitud dentro de su obra. Pero es, al fin y al cabo, una invención.

Sin embargo, el conocimiento digamos "oscuro" siempre ha atraído a "vivos" (entiéndase 'pillos, listos') y a gente que quiere creer (entiéndase 'crédulos'). Así es que si hacéis una búsqueda, encontraréis sitios donde se puede descargar, donde se puede comprar... Aunque la mayoría de los enlaces están rotos, no conducen a ningún libro. O si lo hacen, es un compendio de la "historia" del libro (la que inventó Lovecraft) y de los relatos donde aparece.

Lovecraft tuvo que desmentir varias veces que fuera un libro real. El supuesto autor del libro, el yemení del siglo VIII, llamado Abdul Alhazred es un nombre, también inventado, que si leemos en inglés el apellido "alhazred" es "all has reed", un juego de palabras que significa 'el que lo ha leído todo'. Fue un nombre ficticio que se dió a sí mismo Lovecraft tras leer Las mil y una noches en su infancia.

De todas formas, parece que esto del Necronomicón se ha convertido en una especie de broma. Según la Wikipedia, en alguna biblioteca del mundo se le ha abierto ficha, a sabiendas de que es un libro falso, contribuyendo así a mantener el misterio, porque, claro está, el libro no se puede ver, y ni hablemos ya de leer o de prestar.



Esta historia la encontré en la Wikipedia, dando una vuelta por enlaces diversos. Las fotografías son de Wikimedia Commons.


28 comentarios:

Ana dijo...

¡Hoy soy la primera! Supe del Necronomicón leyendo a H.P y claro...me fui de cabeza a buscarlo, descubriendo que no existía, jajaja :) Yo también fui embromada, en cierta forma, pero me pregunto por qué no a estas alturas no ha sido inventado, o escrito por algún avispado autor, un libro con el título "Necronomicón". Sería un éxito en ventas.

Besos

Bloggesa dijo...

Hola Ana. Jeje, sí que es una buena broma. Pues, según dice la Wikipedia, se ha hecho eso del Necronomicón, con textos antiguos. Pero, claro, todo una patraña para sacar dinero.
Estuve buscando algún texto de algún hechizo o algo así para ilustrar, pero eso de los corazones de salamandras o las alas de murciélagos o sangre de mujer de "esos días" me parecía ya demasiado histriónico. ¡Hay que ver!
Un besote.

Susana dijo...

uf este libro me da repelusss pa que negarlo...

atikus dijo...

Estas cosas me dan yuyu pero como que no las miro, me tapo los ojos pero levanto un dedo, jeje, ...me pasa con lo del tercer milenio, (bueno depende el programa), o de pequeño con Jiménez del Oso, me ponía a escucharlo me daba miedo pero no podía apagar la radio ;)

Bss

Bloggesa dijo...

Pero, Susana, si el libro es de mentirijillas...

Atikus, una noche estaba yo en la camita, con la radio puesta y era analógica, que no puedes programar para que se apague. Empezó un programa de esos de miedo y uno de los temas que iban a tratar era de psicofonías. El colmo de los colmos es que me dormí y al rato me desperté escuchando unos gritos espantosos: las psicofonías de las narices. Me llevé un buen susto. Ya no oigo esos programas.
¡Qué buenos los programas de Jiménez del Oso!
Besos.

El futuro bloguero dijo...

Yo también fui lector de HP Lovecraft, e hice mis investigaciones al respecto... hasta descubrir el engaño. Cuantos ratos habré dedicado en su día a leer las historias del terror y el submundo creadas por el.

Curiosamente, la última peli en que trabajó la Rubia Azabache iba sobre la Herencia Valdemar, un texto basado en Lovecraft, y uno de los objetos más perseguidos era un "ficticio" del Necronomicón, por el que hubo tortas, y que finalmente no pudimos conseguir. Le salieron muchos prentedientes, y finalmente se lo quedó el director como fetiche...

También es muy interesante cierta leyenda sobre Lovecraft y Walt Disney, que al parecer se conocieron y trabajaron juntos... tras una apuesta... Esto lo ilustró genialmente en comic el genial Max.

cronopio dijo...

Lo tenía olvidado a Lovecraft. Lo leí creo que en otra vida...pero recuerdo el Necronomicón. Solo el nombre ya da miedo.

Saludos.

Susana dijo...

de mentirijillas ta lleno er mundo jeje pero eso no me quita er repelusssss, besotes guapaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

Bloggesa dijo...

Futuro Bloguero, yo también habría dado tortas (y hasta magdalenas y pasteles) por hacerme con él. Si tuvo tantos novios era porque merecía la pena ese objeto de atrezzo.
Jeje, ya en sí, el apellido Lovecraft sería una ironía en comparación con sus escritos, ¿no?

Cronopio, yo creo que apenas lo leí. No sé si estaré aún a tiempo. Un abrazo.

Susana, no merece la pena tener repelus, mujer. Un beso fuerte, polluela.

Gato Negro dijo...

Jaja, este libro sale en "El Ejercito de las Tinieblas", la tercera parte de la trilogía de "Evil Dead" de San Raimi (el que luego hizo Spiderman)

Os recomiendo verla a los que no lo hayais hecho, es muy divertida ¿Cómo era el conjuro que se debía
pronunciar? jeje.

Un abrazo, me alegro que estés de vuelta ¿Ande andabas?

sanatas dijo...

"Ah! simples mortales. Mi Discípulo logró su objetivo, aquellos que creen en el libro pueden volverse locos para hallarlo. y recordad... Lo mejor que he hecho es hacer que creáis que no existo".

Bloggesa dijo...

Gato Negro, añado esa peli a mi lista de "pendientes para ver".
Andaba liada y con poca imaginación. Y un poco de perrería... Esas cosas. Besos.

¡Ay, Sanatas, Sanatas! No creo que seas tan malote como te pintas.

Blackjoker dijo...

Quizás el Necronomicón no exista, (Lovecraf pudo crear el mito en base a algo ;-D) pero si existen múltiples libros encuadernados con piel humana. De hecho, recuerdo un reportaje en una revista de pseudo-ciencia, que explicaba este tema. Usando el Libro Maldito como introducción, el articulo contaba que la piel humana no es un buen material para usar como curtido (ni como forro de libro, ni como vestido, véase "El silencio de los corderos"), No obstante, se hacía referencia a una tradición curiosa: Los médicos ingleses del siglo XIX, usaban la piel del cadáver de su primera autopsia para forrar el libro de anatomía, cuando obtenían el título para ejercer.

Otro caso curioso fue el de una aristócrata que entregó a su muerte, la piel de sus brazos para que el poeta que mantenía en calidad de mecenas, pudiera forrar el libro de poesía que le había escrito con un profundo amor y respeto, y obsesionado con la tersa piel de su querida "jefa". No recuerdo los nombres ni la nacionalidad.

Hay diversas historias sobre escritos hechos con sangre humana. Ahora solo recuerdo la leyenda de un personaje curioso: El Marqués de Sade, que se le retiró la pluma y la tinta para evitar que escribiese sus lascivos relatos, así que echó mano de su propia sangre y de otras secreciones de su cuerpo para seguir escribiendo. De esto se ha hecho una película, Quills (2000), que no he visto.

En fin otro "Abordaje" a su blog mi querida Almirante Bloggesa. Besos a todos.Bj

kutxi dijo...

Pues no existirá con ese nombre, pero libros que provocan la locura y la muerte (manque sea metafórica) hay algunos. :-D

Norma dijo...

No veas... puedo citar unos cuantos:

Los de memorias escritas por el propio personaje

Los de memorias escritas por el cuñao del personaje

Los que están fatal y el autor no quiere tocar ni una coma

Los que están muy bien y los compra la competencia

Los que la traducción no llega a tiempo

Los que no se venden ni regalando un i-phone como promoción

Los que se venden de golpe y no puedes reeditar porque son una coedición internacional......

La locura y la muerte me parecen misericordiosas XDDDDD


Besazos, niña

Bloggesa dijo...

Blackjoker, bueno, la piel humana es como la piel de cualquier otro animal (sin contar con la calidad). De todas formas, da algo de repelús pensarlo.
Ya sabes que encantada estoy con tus abordajes, estimado Capitán.

Kutxi, jeje, Norma da una buena lista. ¿Cuál se te ocurre?

Norma, jo, yo que ya tenía el borrador de mis memorias... XDDDD
Es broma.
Eso de las autobiografías es que suenan siempre a paja mental del interesado. Los que se creen Cervantes o Lorca redivivos hay muchos, pero luego el mercado (o la opinión pública) les deja en su lugar.
Muchacha, ¡qué estresante suena tu trabajo!
Abrazos, niña.

Norma dijo...

Nah!!! Que me quejo de vicio...

Vender bolsos en el top manta, regateando por un lado y con el ojo en la policía por otro sí que ha de ser estresante ;)


Muakas!

Susana dijo...

lo siento lo siento lo siento jejeje llevo días que no paro y no he mandado mail ni hice na de na, pasado mañana lo haré despacito jejeje venía a desearte feliz 2009 señorita jaasjja besotes, su

Ana dijo...

Aprovecho que ando blogueando por todos lados para desearte un feliz año 2009!
Besos

MM de planetamurciano.tk dijo...

Apuesto a ke si preguntáramos, encontraríamos a alguien ke juraría haberlo visto o leído...
Feliz año, guapísima!

Cisne Negro dijo...

¿Conocéis el cómic El joven Lovecraft? Quizá os pueda interesar:

http://eljovenlovecraft.blogspot.com

Ruben y Nuria dijo...

Hola Blogge...

Soy el ruuuben, solo venia a informarte de que he cambiado de aspecto, de blog, de vida y de todo... y venia a invitarte a que (si quieres) fueses participe. Vamos, a que pases por el nuevo blog que he abierto con mi chica, jejeje....

Besicos mañicos.

MeRCHe dijo...

Igual está en el cementerio de los libros perdidos del que nos habla Carlos Ruiz Zafón en su libro "La sombra del viento" ;))

besitosssssssss

Susana dijo...

y tu donde tas em

Norma dijo...

Suscribo el comentario de Su ...

¿Ande andas?? Tas bien??

Le Mosquito dijo...

Conozco a alguien, crédula, y a su decir, creyente, que me aseguró que Jesús de Nazaret no nació en Nazaret, sino en Marte. Según ella, ese Jesús y sus apóstoles marcianos vestían finas pieles sintéticas dotadas de cremallera. Pieles con sofisticados mecanismos que les permitían adecuarse a la atmósfera terrestre.
Luego me contó que lo había leído en un libro muy bien documentado.
El libro, existe. No tengo tan claro que mi conocida exista. Del todo, digo.

Blackjoker dijo...

Ah del blog! Hace tiempo que paso por aquí sin dejar constancia de mi presencia (salvo el contador de visitas) y me uno a Su & Norma. Bloggesa todo va bien? Si no puedes escribir más posts no importa (el mono ya lo superaré con releer los antiguos ;-D) solo dinos si está sana y salva. Besos a todos.BJ.

lito dijo...

Me encanta H.P. Lovecraft y su obra. De hecho, todo el ambiente en el que está escrito su obra me crea un sentimiento de congoja que muchas veces he recordado como el terror real.

Saludos.