miércoles, 13 de diciembre de 2006

Personajes de Navidad

Se acerca la entrañable Navidad y es curioso lo poco que sabemos de cómo se celebra en el resto del mundo. Aquí va un pequeñísimo resumen.

-En Italia está la Befana, una bruja buena con escoba. La tradición dice que alojó en su casa a los tres Reyes Magos, que la invitaron a acompañarlos. Ella no quiso y luego se arrepintió. Por eso hace regalos a los niños, por si alguno de ellos es el Niño Jesús.

-En Rusia, quien regala a los niños es Babouschka, con una leyenda parecida a la de la Befana italiana.

-Carbonilla es un paje de los Reyes Magos, que vigila a los niños y es el que les deja el carbón a los que son malos. También puede ser un duende de Santa Claus, pero su función es la misma: repartir carbón.


-En México celebran Las Posadas, recreación del peregrinaje de San José y la Virgen María buscando alojamiento.

-En el País Vasco tienen a Olentzero, un carbonero que es el encargado de llevar los regalos.

-En Cataluña, existe la tradición del Tió de Nadal, un tronco de árbol con cara simpática que "caga" dulces a base de golpes infantiles.

La Fiesta de San Nicolás es celebrada el 5 de diciembre en Holanda y el 6 de diciembre en Bélgica. Es un personaje legendario que lleva regalos a los niños desde España en un barco de vapor, montando un caballo blanco y acompañado de su ayudante Pedrito el Negro. Este mito está basado en San Nicolás de Bari, obispo católico del siglo IV que, al morir sus padres de peste cuando era joven, repartió su fortuna entre los pobres y se fue a un monasterio. Se le considera protector de niños e inocentes, marineros y jóvenes casaderas. La celebración de este santo fue llevada por los holandeses a Estados Unidos, donde transformó su nombre de Sinterklaas (en neerlandés) a Santa Claus (deformación anglófona). A partir de 1863 adquirió el aspecto que conocemos hoy: un anciano regordete y bonachón, con barba blanca y vestido rojo. Antes, su vestimenta eran los símbolos episcopales: una capa roja, una mitra y un cayado dorado. A lo largo del tiempo, se le añaden los elementos que le son característicos: el trineo, los renos, los duendes (bendegums) que le ayudan a fabricar regalos, la señora Claus...


-Existe también una bonita leyenda navideña sobre Artabán, el cuarto Rey Mago, que se entretuvo en el camino ayudando a un anciano y perdió a sus compañeros. A partir de aquí, hay dos versiones (que yo conozca): una, habla que lo encarcelaron durante 30 años al intentar salvar a los niños que estaban siendo degollados por los soldados de Herodes; y otra, que cuenta que fue de un lado a otro siguiendo a Jesús para darle sus presentes, pero cuando llegaba a la ciudad, Él acababa de marcharse. El final de las dos versiones es el mismo: Artabán llega a Jerusalem el día de la muerte de Jesús, pero se le cruza en el camino alguien a quien ayuda. Entretanto, Cristo muere en la cruz y el Mago se lamenta de no haberle podido siquiera ver. Entonces, Jesús se le aparece y le da las gracias por su ayuda:
"-Tuve hambre y me diste de comer, tuve sed y me diste de beber, estuve enfermo y me curaste."
"-¿Cómo puede ser, si nunca nos hemos encontrado?"
"-Cuando lo hiciste por tus hermanos, conmigo lo hiciste."

Los presentes que llevaba el Rey Mago Artabán al Niño Jesús difieren según la versión. En una son un diamante protector de la isla de Méroe, un pedazo de jaspe de Chipre, y un fulgurante rubí de las Sirtes. En la otra versión, le llevaba un cofre lleno de perlas.

-En algunas zonas de Perú, a los Reyes Magos se les llama Inkarri (Rey Inca), Mistirri (Rey Mestizo) y Negrorri (Rey Negro).

-Para acabar, en Japón lleva los regalos Hoteiosha, en Canadá es Sinck Tuck, en Noruega un troll o gnomo llamado Nisse...

Más información: Las Navidades en Europa, Las Navidades en el mundo


3 comentarios:

Anónimo dijo...

Está muy chulo, princesa.

;)

Supernene

iortz dijo...

Está muy bien el artículo.

Sólo puntualizar que en torno al Olentzero hay dos versiones: la nacionalista, que dice que fue el primer vasco en enterarse del nacimiento de Jesús y lo anunica, y la españolista, que dice que es "un carbonero borracho".

Bloggesa dijo...

Iortz, muchas gracias. La verdad, es que cuando hice el artículo no recuerdo haber leído eso de que fuera "borracho". Las tradiciones siempre son bonitas, sobre todo si hablamos de regalos para los niños (y los no tan niños, que a todos nos gustan). Las cuestiones políticas no deberían mezclarse con las tradiciones. Un abrazo.