miércoles, 3 de enero de 2007

El inventor del teléfono

¿Quién inventó el teléfono? Seguramente, todos diremos "Graham Bell" y nos equivocaremos.


Alexander Graham Bell fue el primero en patentarlo, aunque él no lo creó. El autor del invento fue un italiano llamado Antonio Meucci, que lo utilizó para comunicar la oficina con la segunda planta de su vivienda, donde estaba su mujer enferma de reumatismo. Sus escasos recursos económicos le impidieron formalizar una patente definitiva y recurrió a una empresa, que no le hizo ningún caso. Esa misma empresa mandó el material remitido por Antonio Meucci a Graham Bell, que patentó el teléfono.


Esta "pequeña" injusticia (Meucci murió en la indigencia, mientras Bell y su empresa se embolsaban millones de dólares) fue "reparada" el 11 de junio de 2002, cuando el Congreso de Estados Unidos aprobó la resolución 269 por la que reconoció que el inventor del teléfono había sido Antonio Meucci y no Alexander Graham Bell. Meucci lo inventó en el año 1854 y la patente de Bell data del 7 de marzo de 1876. Nunca es tarde si la dicha es buena.


Fuentes: Había oído la noticia en la radio en el 2002. Para la documentación, la Wikipedia.


Antonio Meucci


Actualización: He encontrado en la Enciclopedia Libre Universal en Español otros artículos que amplían los datos, sobre todo biográficos. Alexander Graham Bell, Antonio Meucci, El teléfono se queda sin timbre (bell en inglés). También hay un Museo dedicado a Meucci y Garibaldi, donde viene una foto del primer teléfono:


http://www.garibaldimeuccimuseum.org/models.html


Actualización 2: Saltando, saltando desde el blog de farfullón, he encontrado un estupendo artículo sobre el tema en HAL9000, el blog científico del Club Lorem Ipsum. No os lo perdáis.

2 comentarios:

Tale dijo...

Es curioso y recurrente la apropiación de inventos o avances científicos por parte de las naciones o individuos. Lo mismo pasa con la radio, que tiene un montón de padres.

Recuerdo el año pasado que estando con unos franceses en polonia, hacían parte de su cultura nacional a Chopin y a Mme. Curie (y eso delante de la propia casa natal de la sr. Curie que tiene una placa en Varsovia).

Lo que me ha hecho sonreir en tu entrada es que comienza con una pregunta inicial muy parecida a un post que puse a principio de año respecto a quién fue el primero en volar con una máquina más pesada que el aire.

Y es que... cuantas cosas quedan fuera de la historia oficial!!.

Tienes posts por aquí auténticamente interesantes. Ya iré buceando según tenga tiempo.

Salutti

Bloggesa dijo...

Tale, aquí estabas buceando en los anales del blog.
Los franceses tienen un curioso orgullo patrio para los grandes personajes que han desarrollado su aptitud en Francia.
Si les hubieras preguntado sobre Picasso o Buñuel, los hubieran hecho también de su cultura nacional.

Este post venía a cuento de que dio igual que se le reconociera el mérito a Meucci, siguen atribuyéndoselo a Bell. Y también viene al cuento de que me parece una hijoputez lo que le hicieron a ese hombre. Pequeños resarcimientos históricos que hago de vez en cuando.

Ya te seguiré por este remonte que estás haciendo. Un beso.