domingo, 19 de octubre de 2008

¿Lo importante es que hablen de ti?

"Seré un genio, y el mundo me admirará. Quizá seré despreciado e incomprendido, pero seré un genio, un gran genio, porque estoy seguro de ello."

Escrito por Salvador Dalí a la edad de 15 años. (Wikiquote)



Desde luego, no se equivocó. Fue un artista genial. En muchas ocasiones, extravagante y excesivo, pero genial.

En su biografía hay un hecho que es difícil de calificar. Hizo de la provocación un arte. Pero, tal vez, en una ocasión, se pasó una chispa.

Para contar esto, necesito cambiar de tema y hacer un poco de historia.

Sin duda os sonará el nombre de Charles Lindbergh. Fue el primer aviador que cruzó el océano Atlántico en solitario sin realizar escala alguna en 1927. Lo hizo en un aeroplano, bautizado con el nombre de Spirit of Saint Louis, desde el campo de aviación Roosevelt de Nueva York, en Long Island, hasta el aeródromo de Le Bourget, cerca de París, en un tiempo de 33 horas y 32 minutos.

Este hecho le convirtió en el hombre más reconocido de la época a un lado y otro del Atlántico. Se le consideró una eminencia en aviación y en cuestiones aeronavales. Decir que era famoso es casi decir poco. Era el hombre del año, el yerno que todas las madres querían, el novio que todas deseaban, en definitiva, todo un héroe del cielo. Invitado de incontables recepciones, homenajeado por doquier.


Portada del programa para el banquete dado a Charles Lindbergh por la Comisión de Recepciones del alcalde de la ciudad de Nueva York el 14 de Junio de 1927.

Lindbergh Day, Springfield (Vermont) el 26 de Julio de 1927.

En 1929, Charles Lindbergh se casó y el 1 de marzo de 1932 secuestraron a su hijo pequeño de 19 meses. Este hecho provocó una conmoción en todo el país e, incluso, en el extranjero. Durante más de dos meses, los Estados Unidos estuvieron en vilo por la suerte del pequeño. El hijo de Lindbergh apareció el 12 de mayo asesinado con un golpe en la cabeza, a pesar de que el secuestrador había cobrado un rescate. Fue llamado el crimen del siglo.

Dos años más tarde, en 1934, fue detenido un carpintero de origen alemán, Bruno Hauptmann, por este hecho. El juicio duró dos años. Fue condenado por el secuestro y asesinato del hijo de Lindbergh a morir en la silla eléctrica. Él siempre defendió su inocencia. El juicio se basó únicamente en pruebas circunstanciales. No es difícil suponer que desde 1932, año del secuestro, hasta 1936, año en que se ajustició a Hauptmann, el tema estrella en Estados Unidos fue éste.

En esa época, Dalí y Gala hicieron su primer viaje a Estados Unidos. La alta sociedad estaba encantada y tenían un gran éxito por donde iban. El surrealismo estaba de moda. Antes de partir hacia Europa, en enero de 1935 (en pleno jucio a Hauptmann), la millonaria Caresse Crosby, su anfitriona en Estados Unidos, les organizó una fiesta de despedida. Dalí se encargó de la decoración del espacio y de los disfraces de los asistentes. La fiesta fue llamada "Baile Onírico". Dalí apareció disfrazado de momia e ideó el traje de Gala: llena de tierra y hojarasca, con dibujos de hormigas subiéndole por el cuello y un muñeco en los brazos que representaba al hijo de Lindbergh putrefacto.

La fiesta fue sonada. El escándalo en el baile y en la prensa fue también sonado. Dalí tuvo que pedir disculpas. Luego, ya en París, los surrealistas de su grupo le afearon la conducta de pedir perdón por un acto surrealista.


Esta historia creo que la oí primero en algún reportaje televisivo de hace años sobre Dalí. Luego, la anécdota la volví a oír en la radio. Existe, al parecer, una foto de Gala y Dalí hecha por la anfitriona de la fiesta, Caresse Crosby, pero no he podido encontrarla.

Para leer algo sobre este hecho, he encontrado sólo breves apuntes en diferentes Wikipedias: francesa, española (al final del párrafo) e inglesa (ésta contiene errores, la fiesta fue en Nueva York y no en Boston y se habla de que fue una idea conjunta con Buñuel).

Para leer sobre la fiesta, la decoración, el éxito de Dalí entre la sociedad y el escándalo que se produjo, os dejo un enlace al libro escrito por Lluis Llongueras sobre Dalí.

En este caso, Dalí fue fiel a un par de frases que he encontrado en Wikiquote: "El que quiere interesar a los demás tiene que provocarlos." y "Lo importante es que hablen de tí, aunque sea mal". Ya, a cada uno, corresponde decidir si se pasó o no.

Todas las fotos están sacadas de Wikimedia Commons.


28 comentarios:

Norma dijo...

La fama me parece una grandísima meretriz. Dalí era un grandísimo dibujante y buen pintor, y hubiera sido más feliz creo, si no se hubiera metido en todo ese mundo de lujo y frivolidad. O no, a saber.

El dolor de unos padres ante la muerte (odesaparición) de un hijo me parece lo más cruel que le puede pasar a uno. Los padres que han perdido un hijo o hija y siguen poniendo un pie delante de otro me parecen auténticos héroes.

Lo de Dalí, los morboreportajes sobre las niñas de Álcasser, los pederastas... me parece mal, muy muy mal.

Perdona el sermón, es que me has tocado la fibra con los niños, Blogge.

Bloggesa dijo...

Norma, no te preocupes, no es ningún sermón tu comentario. Es que a mí tampoco me parece bien. Como mínimo, me parece una crueldad sin sentido y sin sentimiento. Supongo que el propósito no era ése, pero, desde luego, no estuvo nada acertado.

Un abrazo, Norma.

Gato Negro dijo...

No, desde luego no estuvo muy acertado, aunque Dalí era así y se vanagloriaba de ello, de haber hecho un estilo que ni él mismo entendía pero que le estaba haciendo rico (creo que más o menos así se lo oí decir en una grabación)

De todas maneras, hay muchos cantamañanas actuales que usan esa expresión "Que hablen de mí, aunque sea mal" para hacer su particular manera de vivir, y no pongo ejemplo para no hacer comparaciones con el genio.

Salu2, enhorabuena por haber descubierto por fin la ciudad y gracias por contestar al meme.

Bloggesa dijo...

Gato Negro, yo creo que se dió cuenta de que había metido la pata bien metida.
Leyendo la biografía, hubo alguien que le apodó "Avida dollar" y en vez de enfadarse lo tenía muy a Gala (obsérvese el juego de palabras).
Jeje, lo de la ciudad, al final con las pistas, fue fácil.
Un abrazo.

juan rafael dijo...

Pues aparte del acto en si, para mi que Llongueras y Dalí se parecen bastante físicamente.

Susana dijo...

a este le di yo unas clasesitas jajajaaj, es que es un genio y me vienen a consultar por las noches en mis sueños, como enfocar su carrera, y claro, mirale que alto ha llegao, siegque...

Bloggesa dijo...

Juan Rafael, ¿sí? La verdad, yo no les veo parecido.

Bloggesa dijo...

Susana, ¿en tus sueños? Jo, ¡qué susto si abre los ojos como en la foto! Anda, anda, que para enfocar su carrera tuvo a su musa particular, Gala.

Susana dijo...

umm a gala tb le di clases yo, que te crees, me saqué un master en formación para musas, hace unos siglos ya...tengo tantas cosas en mi que no sabes...jijiji (hoy toi petarda)

Norma dijo...

Gracias por ser tan comprensiva, guapísima.

Abrazo de vuelta!!!

Norma dijo...

Y otro pa la petarda!! :o)


Su, te vienes a paellar?? :)

Bloggesa dijo...

Susana, si es que eres la pera, eso ya lo sabía yo. Te conservas estupendamente. Un besote.

Norma, ¡vaya, mujer! Nada de comprensiva, que hay tantas opiniones como personas. Bueno, yo estoy de acuerdo contigo.
Jeje, Su me dijo que, si podía, se venía. ¡Olé, olé!

donde duende??? dijo...

Pero lo dicho, el caso es que hablen de ti. Eso pasa mucho en el mundo de la publicidad: un anuncio tiene exito si es muy malo o si es muy bueno(Todos recordareis algun anuncio malo, seguro).

Yo lo veo bien, aunque haya algunos temas que sean tabues¡¡¡

Besos subrealistas y artisticos¡¡¡

Susana dijo...

jejej norma, ultimamente las paella jajaja no se si me sienta muy bien, pero haré lo posible por ir a ese super encuentro...además la señorita somezing me debe mi regalo de cumple jejejeje, besos pa ti...



sé que mi presencia impresiona polluelita jajaja pero tranquila soy humilde y me codeo con el pueblo llano, en cuanto a lo de conservarme...ains cada dia toi mas guenorra jaaajaj que le voy hacer...besos wikibloge

Bloggesa dijo...

Duende, no creo que el tema fuera tabú; sólo el grado de frivolización.
Cambiando de tema, ¡bloguellón a la vista!
Besos, ¡artista!

Susana, ¡vente, vente! Yo te llevo sal de frutas, por si acaso. ;D
Y lo de que cada día estás más güenorra, eso ni lo dudo. Lo de la humildad... ya no sé...
XDDDDDD

Norma dijo...

Alguien sabe de un restaurante paellil en Valencia??? :)

somezing dijo...

vais a venir a Valencia?
yo os llevo a comer paella!!!! anda que enterarme ahora de esto.... ains!

Bloggesa dijo...

Norma, eso, eso, organizando. Oye, mándame luego un correo y dime dónde os vais a hospedar. Por si a nosotros también nos convence...

Somezing, jeje, sip. Ve mirando sombreros pirata... ;D
Un besote.

somezing dijo...

Norma, me mandas el mail también a mi??

Ana dijo...

Primero de todo, te felicito por el post, es periodismo de investigación, un currillo buscando por internet, y me ha gustado mucho.

A tu pregunta sobre si Dalí se pasó, pues..indudablemente sí.

Fue un acto de muy mal gusto.
Creo que la fama es una cosa y el verdadero arte, otra. Creo que por encima del arte, Dalí buscaba riqueza y fama. ¿Sabías que Dalí subcontrataba a gente para que pintara por él y luego firmaba los cuadros para hacerlos pasar por suyos? ¡Qué vago! xDD No, lo importante es que si hablan de alguien, que hablen bien.

Besicos

Anónimo dijo...

Si antes me caía remal Dalí, despues de este acontecimiento ke narra, ya es ke me da sarpullidos y alergias múltiples.

MM de planetamurciano.tk
( no me deja firmar, leñe). La de intentos ke llevo keriendo dejar un comentario.

Bloggesa dijo...

Ana, mil gracias por el aprecio. La verdad es que como había tan poca información, estuve escarbando mucho tiempo.
Ahora que dices lo de subcontratar gente, creo que lo había oído. Vago es casi decir poco, más parece caradura.
La publicidad que da una mala crítica es impagable. Lamentablemente, hay gente que prefiere que hablen mal de ella por eso, porque es publicitariamente mejor. Nada, mujer, que este mundo está loco.
Un besazo.

Señor MM, me parece que acabo de comprobar porqué no le dejaba firmar. Acaban de implantar un nuevo sistema de comentarios, parecido al de Wordpress. Creo que le ha pillado en plena faena de cambio.
¿Le caía mal Dalí? Pues no, no he hecho mucho para remediarlo.
Un gran abrazo.

atikus dijo...

Seguramente fue cruel Dalí, pero igual intentaba simplemente alterar a todos los asistentes millonarios y nada mas, que le dieran publicidad y llegara a oidos del piloto era cuestión de los periodistas ¿no?
El arte es en parte provocación, claro que hay unos límites, aqui esta la cuestión.
Que conste que Dalí no es de mis favoritos, prefiero a Picaso por ejemplo.

Saludos

Mad Hatter dijo...

Vivimos en un mundo donde el que hablen de uno se ha convertido en el principal objetivo de mucha gente, ya que "lo que no sale en los medios no existe". Pero la realidad es que al final la obra es lo que queda y lo que prevalece y, en muchos casos, si realmente es buena, al final se conoce y se valora.
Me quedo con la obra de Dalí, más que con su actitud y sus excentricidades, aunque creo que el tío estaba realmente bastante más loco que yo (que ya es decir).

Bloggesa dijo...

Atikus, no le he leído nada de la reacción de Lindbergh, ni aún si la tuvo. Fue la sociedad estadounidense del momento la que se sintió ofendida. La foto que fue publicada fue hecha por la anfitriona, la millonaria que los "acogió" durante todo su viaje en Estados Unidos. Supongo que toda la estancia de Dalí fue seguida con interés por los medios. De hecho, había ido a participar en la primera exposición surrealista en EE. UU. Creo que se quiso despedir a lo grande, y ¡vaya si lo hizo!
Un abrazo.

Mad Hatter, jeje, sí, creo que estaba algo más "alocado" de lo que tú puedas estar. No sé, pienso que mantenía más un personaje, excéntrico, alocado, excesivo, más que "locura" en sí. Y tienes razón, si la obra no hubiese sido buena, hubiera pasado sin pena ni gloria. Pero era bueno, lo sabía, y, tal vez por eso, se le "disculpaban" casi todas sus rarezas...
Un beso.

Blackjoker dijo...

Cuentan que llegado a Estados Unidos (desconozco si en el mismo viaje) Dalí se puso en medio de la calle con una vaca y un hombre que en cuanto la gente se reunió ante ellos, este le corto el cuello al pobre animal. Cuando la sangre empezó a salir, Dalí la aprovecho como pintura y crear una obra suya en un lienzo traído para la ocasión. En fin, policía y medios dieron más empaque al asunto. El objetivo: Pues el mismo que lo que contaba bloggesa. Besos a todos. BJ.

Bloggesa dijo...

BlackJoker, eso no lo sabía. ¡Puaj! No sé a cuento de qué tienen que pagar los animales las excentricidades de nadie. Que hubiera hecho como Sade, con su propia sangre. Ya puestos a llamar la atención...
Un abrazo, Capitán.

Carlos Leiro dijo...

"Avida Dollars" le puso Bretón a Dali, con el anagrama de su nombre, la provocación de Dalí era simplemente para alcanzar mas fama y dolares.
Pintor genial.
¿ Cuanto habra influido Gala para que apareciera este Dalí desesperado por la fama y el dinero?
Pues los relatos de Buñuel sobre Dalí hablan de un ser diferente. Creo recordar.