miércoles, 17 de junio de 2009

Nombres viejos para cosas nuevas

Y es que los tiempos avanzan una barbaridá...

Os lo digo yo, hermosos míos, que poco antes de que yo naciera, salió el microprocesador Intel 8080, que tenía nada más y nada menos que 6.000 transistores, 8 bits y corría que se las pelaba, a 2 MHz.

¡Ay! Antes las cosas eran más normales. Pero, no se detienen ahí, ¡qué va! Salen cada vez con más moderneces. Que si más rapidez en esto, que si más chiquitico aquello...

Y ahora estamos con lo último de lo último, el Intel Core i7, con 731.000.000 transistores y una velocidad de 3.2 GHz.

Pero, entre medias de todo esto, llega casi lo impensable: comunicarse sin hilos. Y ya no hablo yo del morse, sino de las transmisiones de datos a través del aire puro.

Seguro que tendréis no muy lejos algún cacharro de ésos del diablo, un teléfono móvil. Y tanto si lo tenéis con cámara de chopocientos megapíxeles y sólo le falta saber hacer un perfecto café espresso, como si es un móvil normalito que tampoco sabe saltar del bolsillo e ir a por las zapatillas, sin duda tendrá Bluetooth. Esta palabra significa que podemos conectar nuestro móvil con otro móvil o con un ordenador a través una radiofrecuencia de 2,4 GHz para transmitir, por ejemplo, datos (canciones y vídeos es lo habitual).

¿Y de dónde vendrá la palabreja Bluetooth 'Diente Azul'?

Pues Bluetooth viene de la traducción al inglés de Harald Blåtand, rey de Dinamarca desde el 958 hasta su muerte en el 986 y rey de Noruega desde el 970 hasta que falleció. El caso es que este vikingo, que, al parecer, era un buen comunicador, fue el que hizo la unión entre las tribus suecas, danesas y noruegas.

Más de un milenio pasó desde su muerte y en el año 1994, la compañía Ericsson inició la investigación de un sistema de transmisión de datos sin cables al que denominó Bluetooth en honor del rey Harald, porque, al igual que él hizo con las tribus vikingas, intenta comunicar ordenadores, móviles y periféricos.

Para el logo, tuvieron una estupenda idea: mezclaron las dos runas (hagall y berkana) de las iniciales, H y B:


hagall y berkana

Rizando el rizo, el significado de Blåtand es 'gran hombre de tez oscura'. Al pasar el nombre al inglés, se transformó en Bluetooth 'diente azul'. Cuenta la Wikipedia que pudo atribuírsele este nombre por padecer una enfermedad, la eritroblastosis fetal, que puede hacer que algún diente se vuelva azul.


17 comentarios:

Le Mosquito dijo...

Lo más interesante de esta entrada... ¡es que has vuelto!

Lo más extraño para mi, es la frase "las transmisiones de datos a través del aire puro"

Pero si no queda ni pizca, hermosa, ja ja ja...

No tenía ni idea de la información que que compartes hoy. No dejas de sorprenderme.
Buenísimo.

Un besazo.

gotomax dijo...

Vengo persiguiendo a un insecto y va y aterrizo aquí.

Llevo unos días leyendo en silencio todos los blogs que tengo enlazados, así que no es casualidad que esté aquí. Muy interesante el origen del bluetooth, guardo la información ya que el tema de las runas lo domina una amiga mía y le hará gracia saber el uso que le han dado.

Un besote, que hace tiempo que no intercambiamos fluidos en codigo binario ni en HTML

El futuro bloguero dijo...

Ahora sé por qué calentabas motores.

Qué alegría tu vuelta, Bloggesa, en serio.

Maravilloso el montaje del símbolo hecho con las dos runas. Como diría nuestro Obelix, están locos estos nórdicos...

Besos

juan rafael dijo...

Ya decía yo que era de hace mil años, porque ahora se llamaría Yellowtooth.

Mad Hatter dijo...

¡Vaya "Bloggesa"! Por fin das señales de vida, ya nos tenías preocupados.
Muy interesante esta relación entre los vikingos y las últimas tecnologías (siempre me había preguntado eso del "Bluetooth"). Y además fueron los primeros en llegar al continente americano, más que nos pese a los ibéricos.
Algo con cierta relación a esto de los continuos avances tecnológicos hablo en mi penúltima entrada.
Gracias por la información.

Bloggesa dijo...

¡Córcholis! Sois cinco tíos encantadores.

Le Mosquito, sí, bueno, eso de aire puro tal vez es verlo demasiado optimista. Pero seguro que en tus incursiones de caza fotográfica has podido disfrutar, aunque sea un poquito... Un gran besazo para ti. Es estupendo encontrarte.

Querido Goto, aterrizaje perfecto. Sí que es curioso esto de las runas. Y la historia, cuando la leí hace menos de dos días, me encantó y pensé que sería un buen recomienzo. Besote de vuelta. Mmm... fluidos en código binario... 0 y 1... Esto es ya algo porno, ¿no?

Futuro Bloguero, a la Wikipedia lo que es de la Wikipedia. Eso, el símbolo lo saqué de ahí, yo tan sólo le di el color azul, que me pareció apropiado. Feliz yo también de estar aquí. Hasta ayer no me di cuenta de que lo echaba de menos. Un gran abrazo.

Juan Rafael, jajaja. Por cierto que yo pensé lo mismo. Bienvenido de nuevo.

Mad Hatter, quiero este fin de semana ponerme al día con vuestros blogs, los tengo demasiado abandonados. Sí, los vikingos no conocían límite. Además, la llegada a América por parte de Leif Erikson (¿no os suena el apellido?) fue muy pocos años después de la muerte de Harald. Incluso puede ser que quien echara a Erik el Rojo (padre de Leif) de Noruega fuera el propio rey Harald. Un gran abrazo, Hatter.

Bloggesa dijo...

Por cierto, Goto, que me alegra que tu foto esté ahora más tranquila. ¡Qué desasosiego me daba!

atikus dijo...

Hola Bloggesa, me encanta "verte"por aqui, la entrada es genial, y muy interesante, el pasado es la base del futuro, negarlo y no estudiarlo es de ignorantes.

Me encanta la historia, quien pudiera ver a esos fortachones vikingos comunicandose ;)

besitos

Bloggesa dijo...

Hola Atikus. Yo también estoy encantada de leerte. Me gustó mucho la historia ésta cuando la leí y me dije que venía pintiparada para el blog y que ya hacía demasiado tiempo que lo tenía abandonado. Así que por aquí vuelvo a andar.

Un gran beso.

Blackjoker dijo...

Ah del blog! Veo que has retomado tu magistral bitacora con uno de esos artículos tan demoledores que permiten "fardar" de blogocolegas con los reales.

Me alegro de tu regreso y prometo estar cerca de tu fondeadero para recalar de tanto en tanto.

Besos a todos.BJ.

donde duende??? dijo...

Jajajajaj...ni de coña me hubiera imaginado el origen de esta palabra¡¡¡¡¡jajajajja..si es que tenias que volver del mundo oscuro para volver a darnos la luz a nuestros conocimientos¡¡¡jajajajaj...

Besos

Bloggesa dijo...

Blackjoker, jeje, aquí tienes un fondeadero para cuando quieras, capi. Un abrazo fuerte.

Duendecillo de mi corazón. Anda, anda, que no será para tanto. Si tú ya sabes que cosas curiosas sabemos todos. Gracias, guapo. Un beso también para ti.

Igrein dijo...

Ole, ole!!! Ya estás aquí!!!!

Voy a leer el post unas cuatro veces. Que luego llego a casa y se lo cuento a J. y se queda flipando de la mujer tan culta que tiene... jajajaja!!!

Un besazo!!!

Norma dijo...

Hola, guapísima!! Cómo van esos calores? Soñando todos con tierras nórdicas estamos!

Un caluroso abrazo :)

gotomax dijo...

DESPIERTAAAAAA!!!

gotomax dijo...

Nada, no hay señales...probaré besando a la princesa.


Muuuuackss!

Anguis dijo...

Espero que les guste!

http://www.youtube.com/watch?v=Hgx-5q5eJ7o