miércoles, 30 de abril de 2008

"Si hubieras peleado como un hombre, no tendrías que morir ahora como un perro"

Anne Bonny nació en Irlanda, alrededor del año 1700. Era hija de William Cormac y de la sirvienta de la mujer de Cormac. Cuando el escándalo salió a la luz, el señor Cormac, la sirvienta y la niña tuvieron que salir de allí y se establecieron en Charleston, Carolina del Sur. El señor Cormac era un hombre de leyes y despierto para hacer fortuna, lo que le valió para hacerse un bonito patrimonio en poco tiempo en su nueva tierra.

Anne fue una muchacha de carácter fuerte. La vida que estaba reservada para ella no era la que deseaba. En aquella época, el papel de la mujer era casarse, tener hijos, cuidar de ellos, del esposo y de la casa. Ella, como tantas mujeres sometidas a esos convencionalismos, idealizó la vida sin ataduras en la vida de los piratas.

A los 16 años, Anne se enamoró y casó con un marinero que había coqueteado con la piratería, Jammes Bonny. Bonny puso rápidamente los ojos en la fortuna de papá Cormac, que, al darse cuenta, desheredó a su hija. James y Anne abandonaron Charleston y se dirigieron a la isla de New Providence, en las Bahamas. Pero antes, Anne, fiel a su temperamento, quemó varias plantaciones de su padre.

Una bonita playa de las Bahamas. Imagen de Wikimedia Commons.Una bonita playa de las Bahamas. Imagen de Wikimedia Commons.

James Bonny encontró empleo como informador de actividades de contrabando y piratería para el gobernador de la isla, con lo que Anne pasaba largas temporadas sola. También se apunta que abandonó a su marido por la decepción que sufrió Anne al conocer el oficio de soplón de su marido. Anne se ganó rápidamente fama en la isla por su atractivo, por su carácter, por tener unos modales propios de un pirata y por frecuentar las tabernas donde se reunían. Según algunos escritos de la época, pasaba mucho tiempo en el puerto con un marinero llamado Pierre, un pirata homosexual ya retirado. En la isla y entre los piratas no parecía haber ningún problemas con las tendencias sexuales.

Por aquella época, Anne se enamoró de un rico caballero, Chidley Bayard. Éste tenía una amante española, María Vargas, de tan oscura reputación como la propia Anne. El choque entre ellas fue sonado: un duelo a muerte que ganó Anne Bonny.

Tras meses de viajes y viviendo a todo tren con la fortuna de Bayard, su idilio terminó de un modo abrupto. En una fiesta ofrecida por el gobernador de Jamaica, la hermana de éste se refirió a Anne como la meretriz del millonario. La historia se saldó con varios dientes de la hermana del gobernador fuera de su boca debido a la acción de un tablón de madera blandido por Anne. Bayard echó mano de toda su influencia para que Anne no fuera detenida, pero, viendo que una muchacha así no le convenía, terminó la relación.

Anne volvió a New Providence, donde esta vez se le cruzó en el camino Jack Rackham, un atractivo pirata apodado Calicó Jack por las ropas de calicó que vestía.

Aquí las fuentes difieren. Tal vez intentaron enrolarse en la tripulación de un barco pirata, que no aceptaban mujeres en la tripulación. Se dice que Anne se disfrazó de hombre y pudo enrolarse, pero, al cabo de un año de pillaje, tuvieron que volver a New Providence al estar ella embarazada y abortar al hijo que esperaba.

Lo que se sabe con algo más de seguridad fue que el marido, conocedor de la relación de su esposa con Calicó Jack, los denunció al gobernador. El gobernador intentó poner orden y se estableció que el divorcio sería posible si Jack pagaba una buena cantidad al marido engañado. Pero James Bonny no aceptó el trato. Él pensaba que el gobernador lo iba a favorecer a él, pero parece que Anne se enteró de un complot contra el gobernador y lo usó a su favor. Lo cierto fue que Jack y Anne se escaparon y capturaron un barco y fue el inicio de las aventuras de Calicó Jack como capitán y Anne en la tripulación, de nuevo disfrazada.

Fueron años de piratería a baja escala. Como mencionan varias fuentes, no fueron grandes piratas, ni en tiempo ni en botín. Pero para ellos, fueron buenos años de botines y aventuras. Anne había conseguido lo que quería: una vida libre.

Una vez, apresaron un barco alemán y reclutaron para la tripulación a los marineros. Jack empezó a sentirse celoso por la amistad de Anne con uno de los nuevos marineros enrolados. Se descubrió otro secreto, este marinero no era hombre, sino también una mujer disfrazada que se hacía llamar Mark Read, cuando su nombre verdadero era Mary Read.

La vida de Mary Read es algo oscura. La versión más aceptada es que fue fruto de una relación de su madre con otro hombre que no era su marido. Éste estaba en alta mar. El hermano mayor de Mary murió de pequeño y su madre la hizo pasar por él, vistiéndola de niño para poder cobrar la herencia de su marido, fallecido en alta mar.

Tuvo Mary una azarosa vida donde trabajó de paje, en un barco mercante, en la armada (haciéndose pasar por hombre). En la armada conoció a un hombre con el que casó y montó un posada. Luego, murió el marido y, para empezar una nueva vida, decidió ir a las Indias Occidentales. En el viaje surgió la coincidencia de ser su barco apresado por otro barco donde había una mujer también disfrazada de hombre, al igual que ella.

Se comenta que los tres (Anne Bonny, Mary Read y Calicó Jack Rackham) pudieron ser amantes, o que Anne y Mary pudieron tener una relación homosexual aceptada por Calicó Jack. Nada se sabe a ciencia cierta. Mary se enamoró y casó con un compañero por el rito pirata. Y tanto Mary como Anne se ganaron el respeto de sus compañeros, peleaban como cualquiera de ellos y la tripulación nunca tuvo ningún problema con ellas por su condición de mujeres.

Fueron buenos años que, en 1720, se truncaron por el apresamiento del barco y la tripulación. Al parecer, fueron fácilmente capturados porque la mayoría de la tripulación estaba borracha. Se dice que las últimas en caer fueron las dos mujeres, que lucharon con fiereza hasta que fueron apresadas.

El juicio se celebró en Jamaica. Fue una gran noticia porque las actas del juicio fueron los primeros escritos donde constaba la existencia de mujeres piratas Todos los hombres fueron condenados a morir en la horca al día siguiente de la sentencia, al ser encontrados culpables de piratería. A Anne y Mary les pospusieron la condena, al alegar estar ambas embarazadas: "Abogamos por nuestros vientres, señor."

A Anne Bonny le permitieron ver a Calicó Jack antes de su ejecución, al que le dijo la frase que da título a este post: "Si hubieras peleado como un hombre, no tendrías que morir ahora como un perro."

Antes de ser ajusticiado, Calicó Jack Rackman también pronunció una frase para la posteridad: "Desdichado sea aquel que encuentre mis innumerables tesoros, ya que no habrá barco ninguno que encima pueda cargarlos todos."

Mary Read murió de fiebres en la prisión en 1721. A Anne Bonny se le pierde la pista. Se sabe que se le concedió el perdón. Se habla de que el mayor pirata de todos los tiempos, Bartholomew Roberts, intercedió por ella, amenazando al gobernador de Jamaica: "Si Anne Bonny no es liberada inmediatamente será mejor que se preparen desde Port Royal hasta Kingston para el trueno de los cañones de mis barcos". También se dice que podría haberse enrolado en otra tripulación, con una nueva identidad. Pero lo más probable es otra historia, que habla de que su captura fue conocida por su padre y por un procurador admirador de ella, al que había salvado de la captura de un barco, intercedieron por ella. Se especula que el procurador enamorado pudo casarse con ella y dar a luz en libertad al hijo de Jack (el marido de ella habría muerto por aquella época). Apenas tenía Anne 20 años.

Si tan oscuro es el final de Anne es porque no hay registro histórico de su liberación o de su ejecución. En el Diccionario Oxford de Biografías Nacionales, en la entrada dedicada a Anne Bonny, dice lo siguiente: "las pruebas aportadas por los descendientes de Anne Bonny sugieren que su padre logró obtener su liberación de la cárcel y llevarla a Charleston, donde dió a luz al segundo hijo de Rackam. El 21 de diciembre de 1721 se casó con un hombre local, Joseph Burleigh, y tuvieron ocho hijos. Murió en Carolina del Sur, siendo una mujer respetable, a la edad de ochenta y dos años y fue enterrada el 25 de abril de 1782."

Como véis, no he podido hacer una cronología. No existen fechas. Y lo poco oficial que se sabe corresponde a las actas del juicio. Presumo que tuvo que haber más mujeres piratas, que no fueron conocidas porque nunca se revelaron su identidad, porque nunca fueron apresadas por las autoridades, porque simplemente murieron en cualquier escaramuza y nunca se supo.

Por cierto, parece que el tesoro al que se refiere Calicó Jack jamás fue encontrado y se supone enterrado en algún lugar de las Bahamas (24 islas habitadas, 600 deshabitadas y 2.000 rocas, peñascos y escollos). Aunque, si es cierto que Anne Bonny sobrevivió, tal vez sí que fue encontrado y disfrutado convenientemente.

Bandera que utilizaba Calicó Jack. Imagen de Wikimedia Commons.


Fuentes: Las imagenes corresponden a Anne Bonny, Mary Read y Calicó Jack Rackham en litografías del siglo XVIII; y corresponden a Wikimedia Commons. La historia la conocí por el libro "Lobas de mar" (2003) de Zoé Valdés, que leí hace tiempo.

Para el artículo, las Wikipedias española, francesa e inglesa.


18 comentarios:

susana dijo...

por un momento me sumergí en lo q contabas, me encanta aprender cosas nuevas, he disfrutado mucho mucho...

Bloggesa dijo...

Su, ¡qué pena que no tengamos un teletransportador! Así, nos iríamos este puente a las Bahamas para encontrar las monedas de oro de Calicó Jack. Las playas no tienen mala pinta...
Un besazo, y gracias, guapa.

joker dijo...

:O

¡Qué chula la leyenda! Gracias por no mostrarme nada del artículo previamente. Se me ha hecho corto, estimulante y me han entrado unas ganas locas de rodar una peli de piratas xDDD

Beresazos.

Bloggesa dijo...

Joker, pequeño grumete. ¿Corto? Me alegro, pensaba que era un rollazo demasiado largo (6 pantallas), pero como ya lo tenía a falta del final, me ha dado pena desecharlo.
Una peli de piratas... jeje, mucha imaginación y efectos especiales para hacer de La Mancha algún lugar del Caribe.
Un beresazo, grumetillo guapo.

Tale dijo...

Joooo,

yo quiero ver la película!!!

a qué esperan en hollywood. ya tardan!!

de momento nos contenaremos con imaginarlo.

encantador post Blo!

Besos

Bloggesa dijo...

Tale, si es mejor imaginarlo, como cuando lees un libro. Que luego sabes que la peli decepciona.
¡Anda! Mira, ya está hecha una inspirada en la vida de Anne Bonny.
Gracias por el aprecio.
Un beso grande.

donde duende??? dijo...

Joe¡¡¡como se las gastaba la piratilla¡¡¡¡¡aunque no conocia aun tus collejas,no???jajajajajaj...

Besitos piratas¡¡¡

Chicho dijo...

Has tocado uno de mis puntos débiles......la piratería....y me refiero a la de toda la vida....jeje no al emule....gracias...
Me hubiera encantado estar en una de esas Galeras....Izando velas....y demás....

Mad Hatter dijo...

Apasionante esta historia de piratas y lobas de mar, "Bloggesa".
Es curioso lo que nos atrae el mar a quienes vivimos tierra adentro. Si alguna vez vas a las Bahamas a buscar el tesoro, con una tripulación enteramente femenina, lo mismo me disfrazo y me enrolo de incógnito en tu barco (je, je).
Que pases buen puente, sie sque haces, yo no :(

juan rafael dijo...

Puede ser que alcanzase su libertad como bien dice en una frase, pero más bien a costa de su libertinaje sobre los demás.

Bloggesa dijo...

Duende, te quejarás. Soy tan buena que aún no has probado mis collejas. Anne Bonny era todo un elemento. No se andaba con bromitas.
Un beso.

Chicho, pues para la semana que viene tengo otro post a medias. Te gustará.
Por cierto, una puntualización: el uso de redes de intercambio P2P (emule, ares, torrent...) no es delito en España cuando se trata de películas, música o cualquier archivo cultural, puesto que existe el derecho a copia privada.
Un beso.

Mad Hatter, es verdad. Yo que soy de interior (y que hace hoy un calor de Julio) me encanta el mar. Me parece una maravilla. Si alguna vez se da el caso de ir en un barco de mujeres a buscar aventuras por los 7 mares, te avisaré. Te dejaremos ir de grumete. El puente me lo estoy pasando de fiesta y durmiendo. Jeje. Un abrazo.

Juan Rafael, tienes razón. Se idealiza la vida pirata, pero muchos eran delincuentes y asesinos sanguinarios. La propia Anne Bonny era de mucho cuidado. Nada diferentes a lo que son hoy en día, con el triste ejemplo que ha sucedido hace poco al barco español. Un beso.

Blackjoker dijo...

Ja,ja,ja grumetes! Si haceis un blogellón en BCN podreis venir a mi barco pirata.Prometido. No todos los temas de piratas fueron "malos": Sabíais que gracias a su primitivo sistema de compensaciones por heridas (o pago de parte del botin a los huerfanos y viudas en caso de muerte) evolucionó a que los paises crearán el sistema de Seguridad social?
Primero la Hermandad del Mar creó el fondo de ayuda, de ahí los mineros ingleses se basaron para ayudar a los compañeros. Luego el resto de profesionales crearon sus compañias de seguros. Finalmente, no recuerdo que gobierno decidió crear el sistema de seguros publicos que derivó a la seguridad social.

Las fuentes son mi mala memoria que aprendió esto gracias a Derecho Maritimo de primero. Aunque como hace años los detalles son borrosos, pero no el contenido. Como anecdota referirme que hay un documento del siglo XVII en el Museo Maritimo de Barcelona, que es una lista de lo que se cobraba según que se perdia en batalla:

El brazo derecho a 150, el izquierdo a 75.
ojo derecho 400.
ojo izquierdo 250.

Así con todo.
Si quereis saber de piratas españoles, en la revista historia Iberica hay un articulo sobre ellos. Interesante de verdad.
Sobre los nombres reales ya os habreis dado cuenta de su uso en cosas de ficción : Rackham el rojo de Tintin. Cálico Jack para calico electronico, etc.
En fin, grumetes aqui estaré en mi bajel pirata a la espera de vuestra visita. Besos a todos. Bj.

Bloggesa dijo...

Blackjoker, cuando vaya a Barcelona, si me subo a tu barco, será la primera vez que me suba a un barco. Sé que te puede parecer raro, pero no hay por aquí muchas oportunidades así. ¡Jolín, qué ilusión!
Como estos días he estado "empapándome" de la historia piratil, había visto eso de los pagos por heridas y, curioso, había pensado que parecía una Seguridad Social en plan privado y casero. Estaba haciendo otro post para la semana que viene contando algo más sobre los piratas. Espero que salga para el lunes, que hay mucha tela que cortar.
Por cierto, sabía lo de Calicó Jack para Cálico Electrónico, y también había hecho la similitud con Barbosa de "Piratas del Caribe" y con Barbarossa (Barbaroja). Y algún otro que me guardaba para el post.
Aquí esta grumetilla novata deseando ir a Barcelona. A ver si este verano puedo hacer la gran escapada hacia el mar. Gracias de corazón por la invitación. Me parece emocinante. Un beso grande.

Blackjoker dijo...

Será para mi un gran Honor realizar tu Bautizo de Mar. Claro que si puedes ir antes a cualquier barco, no importará pues será un honor rebautizarte en la Mar.
Ciertamente el mundo pirata es complejo y por desgracia a veces mal interpretado, al igual que nuestro querido Vlad Tepes, de los piratas se han hecho romanticismos no muy claros y de heroicidades se han contado tropelerias. Aunque en temas de mar reconozco que todos absolutamente todos los que vivimos de él y para él, tenemos cierto espiritu de contravenir las ordenes, a excepción de las del Capitán que son las únicas normas que se aplican*.Besos a todos.BJ P.D.:*En casos extremos se aplica el motin y listos
;-D

carlos martinez dijo...

Pues si que es interesante si lo de la piratez femenina, pero yo me pido otra tripulación para mi yate.
Es un ejemplo de que querer aspirar a las cuestiones de hombre no siempre es bueno. Tan malo es no tener mas horizonte que la marujez como tener que meterse a pirato para uir de su destino.
Triste la cosa en fin.
Por eso digo de elegir mejor mi tripulación. Un día de estos empiezo el casting, je je je je

http://mishuevos.blogia.com/

Norma dijo...

Capi, Bloggesa, no zarpéis sin mi!!!!!! :)


Buen libro, voto a bríos!!!! Disponible en bolsillo, en Booket, XDDDDDDD

Besos de palo y abrazos de cristal!!!

Igrein dijo...

Jo, que chuli... yo de peque quería ser una pirata... bueno, vaaaaale, si... y bombero, y astronauta, y... pero una pirata tmb...

Pero de esas super limpias y bien maquilladas y depiladitas... creo que no hubiera sido una buena pirata...

Un besote!!!

Bloggesa dijo...

Blackjoker, para mí será también un honor poder subir a tu barco.
Supongo que eso que dices de "cierto espíritu de contravenir las órdenes" se debe a que cada situación y cómo se vive es diferente e importante en matices, con lo que si no se está en el barco, no se tiene una perspectiva concreta. Un besazo, Capitán.

Carlos, el tema que apuntas sí que tiene tela para cortar. En este caso, no creo que sea querer aspirar a las cuestiones de hombre, sino a las cuestiones de libertad. También ten en cuenta que las únicas barreras a priori que existen son artificiales, puestas por la sociedad o por nosotros mismos. No es que todos podamos todo, sino que hasta que no llegas tú mismo no sabes cuál es tu barrera.
¿Casting? ¡Oh, no! ¿Tipo reality? ¿Qué pruebas habría? ¿Cuál sería el perfil? ¿No permitirías a una marinera de agua dulce que fuera parte de tu tripulación? XDDD
Un abrazo.

Norma, me parto contigo. ¡Haciendo publicidad! XDDDD
Aunque si es de libros, está permitido, por supuesto.
Besos y abrazos fuertes como mástiles.

Igrein, ¡qué daño ha hecho el cine para las cuestiones piratiles! XDDDD
¿Qué tal andas de manejo de la espada? Si la esgrima la tienes controlada, yo te acepto en cuanto tenga un barco pirata.
Creo que no muchos serviríamos para piratas. A mí me gusta más el güisqui que el ron...
Otro besote.