lunes, 18 de junio de 2007

La fiesta nacional... cretense

Entre 3000 y 1200 a. C. surgió en el Mediterráneo una civilizacion pre-helénica con un gran avance cultural y social, grandes marinos y comerciantes. Es la llamada Civilización Minoica, precursora de la Civilización Micénica y Ateniense, período donde las historias se hicieron leyenda (recordad la leyenda que conté hace unas semanas del Minotauro, Dédalo, Ícaro... enlace aquí).

Era un pueblo pacífico en una isla próspera. Los restos encontrados revelan gran gusto por la pintura, eran alfareros notables y buenos trabajadores del bronce. Desarrollaron enormemente el comercio marítimo, abasteciéndose de los productos de los que carecían (bronce y estaño, por ejemplo). Tenían una agricultura muy avanzada, debido a la calidad de la tierra.

En el plano espiritual, al estar encuadrados en la Edad del Bronce, veneraban dioses primigenios. Se han encontrado numerosas estuatuillas de mujeres con los pechos descubiertos y agarrando serpientes, que se consideran de culto a la fertilidad. También adoraban al toro, símbolo también de fertilidad, de valentía, de fuerza primitiva de la tierra.

Los minoicos fueron los creadores de la Taurocatapsia, esto es, el salto de toros en movimiento, con la ayuda de una pértiga o sólo con la habilidad del saltador. Lo realizaban hombres y mujeres, y se le supone un rito, que no se sabe si religioso o profano, ni qué fin último tenía: de paso a la madurez, iniciático, reconocimento social o simplemente un deporte.

Enfrentaban la fuerza bruta del toro contra la astucia, la habilidad, la flexibilidad y la valentía de los jóvenes. Es lógico pensar que muchos de los muchachos y muchachas morían en estas exhibiciones, que eran públicas y multitudinarias.

imagen Wikipedia

Esta pintura, encontrada en el palacio de Cnosos, representa los tres movimientos que se realizaban en este tipo salto.

En los palacios se construía un enorme patio central donde se realizaba éste y otras actividades físicas, a las que eran muy aficionados los cretenses. Parece que practicaban ejercicio por el simple placer de hacerlo.



Con esto que habéis leído no pretendo ponerme ni a favor ni en contra de los toros como "fiesta". Nada más lejos. Sólo poner de manifiesto cuál era el primer antecedente que se conoce y notar que era un espectáculo de acrobacia para demostrar valentía, con el único arma de la habilidad y la astucia, cara a cara, dos animales en aparente igualdad, y sin sangre de por medio. Sólo eso.



Fuentes: Un interesante artículo sobre la cultura física en las civilizaciones antiguas. Y la Wikipedia (1 y 2). Y un artículo del blog de una profesora de filosofía, Victoria Sendón.

16 comentarios:

gotomax dijo...

Yeahhhhh, chof chofffffff!!!!
esto de estrenar parket me gusta cada día más.

Sobre el tema de los toros hay mucho escrito y mucho por escribir, tema delicado.
Unos lo vemos como una salvajada inhumana, herencia de tradiciones que ya están fuera de lugar en una sociedad como la nuestra. Por otro lado quienes aman el toreo lo defienden diciendo que los que criticamos las corridas jamás hemos estado en una para opinar. Contrastando con mi madre este mediodía (como algunos días con ella y hablamos mucho) a raíz del regreso de las corridas a Barcelona, me contestaba de manera parecida. Ella años atrás iba bastante a los toros. Tenían un tendido que le cedían anualmente a mi abuelo. Ella dice haber dejado de acudir desde que empezó a ver las corridas por la tele. Decía que el ambiente, las sensaciones que se viven en el coso se han de vivir para entenderlas. Esa intimidad que da el estar en un recinto circular, que el sonido se propague de una manera especial y la gran fraternidad que existe entre el público, hacen de la "fiesta" todo un acontecimiento social.

Dicho esto, odio profundamente las corridas, las encuentro denigrantes para el toro por mucho que me digan que sin ellas los bravos no existirían. Pues mejor para ellos, ojalá les pase como a las razas de perros diseñadas para pelear entre ellos. Que desaparezcan en paz y no acribillados y pasados por la espada de un "maestro" que le chulea durante un buen rato, previo paso por la apisonadora del picador, etc...

Por mi parte que se acaben todas las corridas de toros, me recuerdan demasiado a los tiempos en que en la arena se soltaban personas para que se los zamparan los leones, mientras el público culto aplaudía feliz ante la bacanal de sangre. Espectáculo eran también los gladiadores y bien que se extinguieron y no pasó nada.

kutxi dijo...

Hola, yo soy ataurino... vamos, como apolítico, que me da lo mismo lo de los toros. Sólo sé que me aburren muchísimo. Es cierto que se cometen crueldades y se hace espectáculo de ello. En los mataderos industriales no se hace espectáculo pero la crueldad es como mínimo igual (os lo dice uno que lo ha visto) y ahí sí que el animal muere sin dignidad alguna y sin posibilidad de defensa o salvación. Por otro lado está lo de la conservación de la especie, y mucho más importante, la conversación del ecosistema mediterráneo, de las dehesas, que se necesitan para criar a estos animales. Es muy probable que desaparecieran animales y ecosistema sin corridas. Otra cosa, no le veo el arte por ningún lado, pero si gente sensible como Serrat, Sabina, Miguel Hernández, etc. se lo ve/veía, supongo que algo habrá.

En resumen, a mí ni me van ni me vienen los toros, ni a favor ni en contra. Al menos mientras siga comiendo solomillos.

Saludetes.

bloggesa dijo...

Goto, para eso está el cemento fresco, para estrenarlo,y el parqué recién puesto, para patinar sobre él. ¡Qué gustirrinín!

Con respecto al tema taurino actual, tienes razón, tema delicado. Y estoy de acuerdo contigo: Si desaparecieran las corridas de toros, no creo que pasara nada. Los humanos hemos hecho desaparecer tropecientas mil especies y nadie ha derramado una lágrima, a nadie le importa. El toro bravo no existe como tal, no es libre, está en un entorno domesticado por el hombre, ilusión de libertad.

Supongo que tiene más que ver con la dominación de la bestia, la supremacía del hombre-animal, la victoria sobre una bestia indomable con "riesgo" de perder la vida. Y ese "riesgo" es también un poco ilusorio, el toro sale en inferioridad de posibilidades, aunque haya veces que eso se dé la vuelta.

De hecho, se alaba en un toro que "entre bien" al trapo, pero no que lo haga por sorpresa. Se valora que acompañe al movimiento del torero, no que vaya por libre. Que lo haga siempre de la misma manera, que sea previsible, para evitar sustos. Que se quede quieto cuando el torero da la vuelta y mira al tendido, no que se arranque.

Un toro sólo es "bueno" cuando sirve de lucimiento al torero. Si no, no es bueno.

bloggesa dijo...

kutxi, hoy he oído en la radio a un hombre que hablaba precisamente de ello, de la crueldad de los mataderos. Tomando algunas de sus palabras:

¿Cómo se puede estar en contra de las corridas de toros teniendo pájaros en jaulas?

Recuerdo la primera y la única vez que vi a mi abuela matar una gallina para la comida. No comí.

Norma dijo...

Hola guapa!!!!

Los toros siempren me han parecido un espectáculo cruel y una injusticia. Como un bullying a lo bestia. Todos abusando del toro, y encima jaleando... no lo entiendo. No me parece bello, sólo cruel.

En cambio, lo que se adivina de este espectaculo cretense me fascina. El hombre (o mujer) en comunión con la naturaleza... creando belleza juntos.

Y de la misma manera que me fascina ver si encuentro rastros de nuestros antepasados en nosotros, med pasa lo mismo con las culturas antiguas y la huella que aun podemos encontrar de ellas en nuestra cultura.

A ver si me explico. Cuando veo una estatua romana en el museo de historia de la ciudad de Barcelona, y veo que es de un atleta de la familia Natale, y que participo en unos juegos en Roma, y volvio victorioso a Barcelona... me imagino al futbolista, Nadal, y veo que se parecen y todo. (El tenista no. Es una fiera, pero lo veo más íbero, no tan romano)

Con el espectáculo taurino cretense aluciné al enterarme de que seguían practicándose artes parecidas en distintos lugares de España. La fiesta nacional me parece muuuuy aburrida, pero un espectáculo con pértigas o sin, con saltos a lo Gervasio Deferr encima de toros sería apasionante... ¿Por qué no se ve nunca en ninguna parte???????

No lo entiendo.

Sabes?? Cuando estaba planteándome qué poner en mi blog, es decir, cuando Pinocho era sólo un adorno en la estantería, estuve a punto de hacer un post similar a lo que acabo de escribir aquí arriba. Y colgar un par de fotos. Una es la del príncipe de los Lirios... la otra, a ver si la encuentro y te la paso... momentico

http://www.youtube.com/watch?v=dXTt7uNP22s

En movimiento lo verás mejor. Es el saxo de La Compañía Electrica Dharma, una gente de mi barrio (Sants) que tocan una música muy atávica (desde mucho antes de que fuera moda) (Hace 40 años que tocan esta música). El tío no para ni un segundo quieto en el escenario... de jovencico tenía los rizos más largos y te aseguro que era clavadito al cretense ;)

Ala, menudo rollo te he clavado hoy!!!!!!!! Me he pasado tres pueblos!!!!

Argantonios dijo...

Muy interesante el artículo bloggesa, la civilización minoica es la ostia, es una de estas culturas anteriores a los griegos y a los romanos, ancestrales se puede decir, como por ejemplo la etrusca, o la de Tartessos, que nos toca más de cerca, y que tienen algo muy especial, porque eso de que fueran tan brillantes en su momento y que derrepente desaparecieran sin saber muy bien los motivos le dan un toque muy enigmático, muy romantico, siempre se me han parecido estas tres civilizaciones por eso mismo, además la Grecia antigua en concreto le debe mucho a la cretense y nosotros a los griegos antiguos, así que estamos en deuda con ellos también. Ojalá para saldar la deuda los imitaramos un poco en la fiesta taurina que has descrito y como mucho fuera algo parecido a lo de ellos y no el "espectáculo" sangriento en que consiste la nuestra, me parece un asunto sobre el que no debería ni haber debate, llamar a la tortura de un animal arte es una estupidez pero que muy grande. Pero desgraciadamente como aún mueve mucho dinero pues no terminará de momento, el día que deje de dar dinero igual se abolirá y se reconocerá como un error del comportamiento humano, pero claro, solo cuando deje de dar dinero supongo :-(. Luego dicen que la humanidad avanza mucho y un pueblo que existió hace más de tres milenios nos tiene que dar lecciones sobre cosas como estas de los toros jaja hay que reir por no llorar jaja, un saludo a tod@s

Bloggesa dijo...

Norma, yo sí que he visto esos espectáculos en televisión, los recortadores, pero creo que en Castilla-La Mancha Televisión. Me quedé de piedra. Hacen el salto de ángel sobre el lomo del toro, sin tocarlo, verdaderos atletas. Hubo uno, solo, con las manos en los bolsillos, citando al toro, el toro embiste, él se queda quieto, sigue quieto, el toro se acerca a toda la carrera y él quieto, sin mover un músculo, las manos siguen en los bolsillos y, justo en el último momento, cuando le das por muerto, se desplaza un paso a un lado, rápido y el toro ni le roza. ¡Eso sí que era para vuelta al ruedo y salida por la puerta grande!

Argantonios, los etruscos tenían que ser muy interesantes, sé poco de ellos. Muchas de las tradiciones griegas, como dices, vienen de los etruscos. Tartessos sí que es nuestro pequeño gran enigma. Si mal no recuerdo, tenían las leyes en verso, sistema judicial muy organizado, una sociedad también de la edad del Bronce muy adelantada, mineros y orfebres de los mejores. Una civilización en el extremo del mundo conocido, cuna de leyendas también para griegos. ¡Qué cosas!

Bloggesa dijo...

Norma, el grupo de tu barrio suena genial. Tienen que dar conciertos estupendos... Bailar!!

Chicho dijo...

Me gusta este articulo publicado sobre la fiesta nacional cretense...

Bloggesa dijo...

Chicho, muchas gracias. No sé si era la fiesta nacional cretense, pero sí lo creo un antecedente de la "fiesta nacional" española. Por eso lo del título. Aunque, como dice Norma, tenía que ser todo un espectáculo alucinante.

Besitos.

Chicho dijo...

Gracias por el Link de la Parálisis del sueño.......

Bloggesa dijo...

De nada, chicho. Espero que te haya servido.

zendal dijo...

Podría entender los Toros, si quitasen las banderillas, el clavarle la lanza, y el cargarselo a lo bruto con una estocada...

El Toro Bravo tendría una buena vida (y gente que como sacaría beneficio estaría interesado en mantener la raza, que sin los Toros vete tú a saber) y después de la corrida (de Toros... ejem... aclaro por lo de los chistes malos), por ejemplo, le podían dar un buen retiro... unaa jubilación de lujo en una bonita dehesa...

:)

Bloggesa dijo...

Uff, zendal. No creo que fuera rentable. No sé cuántos toros pueden torearse al cabo de una temporada, pero al cabo de 3 ó 4 temporadas, las dehesas estarían algo saturadas. Seguramente los sacrificarían para alimento.

Un besote.

Katty dijo...

Hola bloggesa. La verdad, me importa poco de donde venga la costumbre. (Y perdona por ser antipática, que sé que solo informas y no te posicionas.
Pero ya que los comentaristas sí opinan, lo haré yo también.
El hecho de que sea costumbre antiquísima que el hombre sea cruel no implica que esa crueldad tenga que ser más aceptada. El hecho de que Serrat, Sabina o Miguel Hernández gusten o gustasen del toreo no significa que ver sufrir animales sea más digno. De hecho, desde que supe que Serrat y Sabina iban a ver corridas de toros, me decepcioné mucho con ellos y no pienso volver a escuchar su música ni a comprar ni uno solo de sus discos. Les hago mi boicot personal. Cuando alguien es pro-toros, aunque no sea mala persona o me caiga bien, me pega una decepción. Es como descubrir que tienes un amigo racista o sexista...pues..se te cae el alma al suelo, lógicamente.
No puedo comprender por qué le llaman a eso "la fiesta nacional". Solo por eso firmaría para dejar de ser española. Me avergüenza que todavía exista la crueldad convertida en espectáculo.
Y perdonad si alguien se sintió ofendido con mi comentario, pero es que..¿Nadie se puede poner ni por un momento en la piel de esos animales? ¿Os gustaría que os clavaran banderillas, os cortaran las orejas, el rabo, etc y os hicieran sangrar hasta morir sin posibilidad de escapar? buuf, a mí no, desde luego.
Apoyo el comentario de zendal ¿Por qué hacerlos sufrir, por qué matarlos? ¿Por qué no puede ser un combate cuerpo a cuerpo en igualdad de condiciones? ¿Torearlos sin más y luego dejarlos libres?
En fin. Nunca entenderé esta tradición por antigua que sea y a mí me encantaría que fuese erradicada.
Saludos

Bloggesa dijo...

Katty, no eres antipática. Pero sí quiero hacerte una puntualización. Dices: "nunca entenderé esta tradición por antigua que sea...". En la tradición cretense, se saltaba el toro, era un espectáculo acrobático, no sangriento. No quisiera que hubieras interpretado algo equivocadamente.
¿Por qué le llaman fiesta nacional? Pues, de verdad, pienso que la fiesta nacional es el fútbol. No te preocupes, que seguro que nadie se ha sentido ofendido con tu comentario.
Eso que dices de un combate cuerpo a cuerpo en igualdad de condiciones, ya existe. Los recortadores.

Un beso.