lunes, 2 de julio de 2007

Margaretha Geertruida Zelle

Margaretha nació en los Países Bajos el 7 de agosto de 1876. Tuvo la mala suerte de perder a un hermano por envenenamiento, a su madre cuando aún era una adolescente y de tener un padre que la mimó en exceso, para cubrir la ausencia materna.

Fue una hermosa muchacha, con rasgos orientales heredados de su madre de ascendencia javanesa. A los 18 años contestó a un anuncio donde Rudolf MacLeod, 20 años mayor que ella y oficial del ejército holandés, buscaba esposa. Se casó a los 19 años, tuvieron una hija y se trasladaron a las Indias Orientales, a Java, donde su marido había sido destinado. Así, Margaretha llegó a un continente que despertaba el interés de lo exótico. Tuvo un segundo hijo, que murió envenenado, al parecer, como venganza por el trato que el marido dispensaba a un sirviente nativo. Fue el principio del fin del matrimonio. Rudolf se dió a la bebida y Margaretha, olvidada en su hogar, se sumergió en la cultura javanesa.

Volvieron a Amsterdam, donde su marido siguió con sus hábitos. Así las cosas, Margaretha consiguió el divorcio y se marchó, abandonando a su hija. Apareció en locales de París, convertida en una princesa de Java, bailarina exótica donde se quitaba poco a poco la ropa. Se inventó y vivió un pasado imaginado, donde contaba que era hija de un sacerdote budista, que su madre murió el mismo día que nació ella, cuando contaba 14 años de edad, que la adoptaron los monjes, que de la diosa Shiva aprendió el arte de la danza y que nunca se quitaba la parte de arriba de la ropa porque un marido celoso le había arrancado un pezón.

Logró crear una gran expectación con sus danzas y sus invenciones, que la sacaban de la miseria en la que vivía tras su divorcio. También ejercía de cortesana para altos cargos del ejército tanto franceses como alemanes. Éste fue su gran error.

Fantasiosa como era y relacionándose con ambos bandos antes y durante la Primera Guerra Mundial, no fue extraño que la consideraran espía en los dos bandos. Al iniciarse la guerra, ella trabajaba en un music-hall de Berlín y tenía por amante al jefe de la policía de la ciudad. Después se traslada a Amsterdam, Francia y Madrid, donde trabaja varios meses y se relaciona abiertamente con autoridades alemanas. Desde ese momento, las autoridades francesas la mantienen vigilada. Posteriormente, se traslada a París, donde se relaciona con militares de las naciones aliadas. Es en París donde se entrevista con el capitán Ledoux, que según Margaretha la recluta para espiar al embajador alemán en Madrid y según el capitán es al contrario, ella se ofrece para espiar para los aliados al embajador, a cambio de un millón de francos y un salvoconducto para ir a ver a su amado, un soldado ruso destinado en Francia que había sido herido.

Parece ser que juega a los espías, sin prever en ningún momento las consecuencias, más como diversión, pasando información sin importancia de movimientos alemanes. Pero el divertimento pronto se le vuelve amargo. Los franceses interceptan un mensaje alemán donde se habla de un agente oculto que recogerá un dinero de un banco de París en pago por sus servicios. Y Margaretha es quien recoge ese dinero. Muchos estudiosos actuales coinciden en que los alemanes le tendieron esa trampa, mandando un mensaje que sabían que iba a ser interceptado para deshacerse de una persona que, tal vez, les podía causar algún perjuicio. Este tipo de manejos eran habituales en la época, intentando conseguir, con falsas informaciones, una mínima ventaja en la guerra.

Las autoridades francesas le hicieron a Margaretha un juicio por espionaje, donde fue encontrada culpable de alta traición y responsable indirecta de la muerte de miles de soldados, sentencia basada en ninguna prueba concluyente. Tampoco ayudaron sus contradicciones en los interrogatorios, acostumbrada a inventar su vida y a cubrirla de un velo de misterio, ni la confianza que tenía en que alguno de sus numerosos amantes la rescataría de esa situación. El soldado ruso del que era amante en el momento de su detención la consideró como una "mujer aventurera". Nadie se molestó por ella.

Con 41 años, fue fusilada el 15 de octubre de 1917 ante un pelotón. Cuentan que lanzó un beso a sus ejecutores, 12 soldados, de los cuales sólo 4 acertaron y un solo disparo le acertó en el corazón. Nadie de su familia reclamó su cuerpo y sirvió para el aprendizaje de anatomía de estudiantes de medicina. Su cabeza, con el pelo teñido de rojo, fue embalsamada y expuesta en el Museo de Criminales de Francia hasta que despareció en 1958.

Su nombre artístico era Mata Hari, "pupila de la aurora".foto Wikipedia


Fuentes: Los siguientes artículos biográficos os ampliarán la información: 1, 2 y 3.


14 comentarios:

Argantonios dijo...

Hola bloggesa, vaya historia curiosa la de esta mujer, yo de siempre había oido hablar de Mata Hari, pero no tenía apenas idea de ese personaje, y un día en un programa radiofónico que se llama la Rosa de los Vientos hablaron sobre ella y la verdad que llama la atención la vida de esta mujer. Hubo un montón de vidas de estas curiosas de aventureros y demás en aquellos años, más o menos desde la segunda mitad del siglo XIX y principios del Siglo XX, sobre todo bastantes de ellos británicos de cuando la época victoriana, son unos años muy curiosos, esa es la sensación que me da a mi desde fuera, tampoco soy un entendido en esto. Un abrazo

El Ruuuben dijo...

¿Esta es la famosa Mata hari?... pues anda que vaya historia, de lo que se entera uno... este blog es una fuente de sabiduría... nunca te acostarás... bueno, si no te acostaras nunca tendrías unas ojeras hasta el suelo, jajaj...

Besicos mañicos.

Auror dijo...

Joe Blogge, como te lo curras¡¡¡¡
Apasionante la historia de Mata-Hari.

Besitos guapa¡¡

susana dijo...

xd no se como era por dentro, pero por fuera la tia era preciosa em? besitos su

Bloggesa dijo...

¡Buenos días!

Argantonios, tienes razón. Parece que los británicos de los siglos anteriores se plantearon estar en todos sitios. Colonizaron gran parte de oriente, recorrieron África... Esos lugares estaban ahí y eso era acicate para gente con deseos de aventura. Tuvo que ser una época emocionante llena de descubrimientos.

El Ruuuben, sí, es Mata Hari. En el fondo era una pobre mujer fantasiosa que se metió de refilón donde no debía en una época desafortunada. ¡Qué diferente del mito! Y recuerda que no es lo mismo acostarse que dormir... XD

Auror, gracias. Era una historia que tenía de hace tiempo para contar. Es una historia triste que creo es más interesante que lo que tenemos en la cabeza del mito.

Susanita, guapa. He utilizado las fotos donde creo que está más bonita. Si miras en la Wikipedia, hay más fotos y, la verdad, no sale en algunas muy favorecida. De hecho, su gran encanto parece que residía en sus técnicas amatorias.

Besitos para todos, salaos.

SOMEZING dijo...

desde luego que esta mujer tuvo una vida intensa... intensa pero corta!!! eso si, guapísima!!

donde duende??? dijo...

Dios mio¡¡¡¡y ami que Mataari me sonaba a una bebida o a una comida...jajajjaja... si es que quien juega con fuego al final se termina quemando¡¡¡pero la tia tenia que estar un poco loca, porque andar jugando con esos temas...seguro que era de lo mas feliz sin ser conciente de lo que sucedia a su alrededor¡¡¡jajajajja...
Besitos sin fusilamientos ni cobros¡¡¡jajjajajaa...

Bloggesa dijo...

somezing, desde luego que intensa. Demasiado, incluso.

donde duende??? creo que el padre le inculcó a la hija delirios de grandeza.

Su vida, desde la muerte de su hijo, parece más una huida hacia adelante, un trayecto alocado que no podía terminar bien. De hecho, no pareció tomarse en serio su encarcelamiento ni el juicio. ¡Qué cosas!

donde duende??? dijo...

En serio que no hay una bebida o comida que se llame asi???es que me suena tela a eso¡¡¡jajajja... yo es que cuando algo me suena a algo, para el resto se quedara asi¡¡¡jajajajja...ya queda menos para el bloguellon¡¡¡yujuuuuu... ups¡¡¡que aqui es el sitio de los dientes largos¡¡¡¡jajajajaj... creo que si nos vemos lo primero que me vas hacer es darme una colleja merecida¡¡¡jajajja...
Besitos y em voy a dar una vuelta por la blogosfera¡¡¡

zendal dijo...

Menudo personaje ¿verdad?. En las fotos no se la ve especialmente guapísima, pero desprende cierto atractivo... o igual es una impresión subjetiva debido al mito que la envuelve...

Chicho dijo...

como siempre un viaje a la cultura....encantado de aprender.....

Bloggesa dijo...

¡Buenos días!

donde duende??? Pues que yo sepa no hay ninguna bebida o comida que se llame así. Y no te preocupes, que ya te estoy guardando una media docena de collejas que te has ganado en esta última semana... Tú sigue así... El collejómetro sigue contando... XD

zendal, puse las fotos donde se ve más guapa. Te dejo aquí el enlace a la galería completa de la Wikipedia. Como le decía antes a Su, me parece que su mayor encanto residía en sus técnicas amatorias...

Chicho, y yo encantada de descubrirte historias.

Besos a todos.

Irene dijo...

Hola bloggesa. Había oído hablar de Mata-hari como una "femme fatal", cortesana y bailarina. Poco más sabía de ella. Ahora ya lo sé. Los hombres fueron su perdición xDD Aunque me hizo gracia que de doce solamente acertaran cuatro. Seguro que el beso les descolocó.
Besitos

Bloggesa dijo...

irene, su fama la precedía. Seguro que se apiadaron de ella y fallaron adrede.

Besos también para ti.