miércoles, 6 de febrero de 2008

Las cicatrices de La Tierra

La semana pasada hablaba del Vesubio y muchos comentábamos la "inconveniencia" o "incomodidad" de vivir cerca de un volcán.



Ver mapa más grande

Lo que véis arriba es la zona del Vesubio en la actualidad, la flecha verde indica la localización de Pompeya. Y lo gris que parecen casas, efectivamente son casas y campos.

Y seguramente pensáis: cómo pueden vivir ahí, qué intranquilidad, pagar una hipoteca para que el volcán pegue un petardazo y todo a tomar... viento. Que, en realidad, los daños a las cosas son lo de menos, pero vivir nosotros y nuestras familias, y nuestros amigos y sus familias, y... (que nos ponemos a pensar y cada vez es más descabellado vivir ahí.)

Pero, ¡ay amigos! Estamos en este mundo grande y cambiante, un mundo que tiene entrañas latentes, y que no suele hacer muy bien la digestión. En el fondo, son las cosas de los planetas, que interiormente, son ardientes. Y esta fogosidad planetaria les crea cicatrices...

La corteza terrestre (fría y rígida) está formada por grandes trozos de tierra, llamados placas tectónicas, que flotan sobre el manto, que es fluido, elástico y caliente, muy caliente. Con lo que produce corrientes de convección como en cualquier fluido, es decir, movimientos circulares que ascienden desde la parte más cercana al núcleo terrestre hasta la superficie, donde se enfría y vuelve a bajar, y abajo se calienta y vuelve a subir, como cuando cocemos verduras, que, si son pocas, cuando el agua está muy caliente, giran desde el calor del fuego hasta la superficie, llevadas por las corrientes de convección que hace el agua.

Las placas tectónicas (como las verduras) se mueven independientemente unas de otras, aproximadamente unos 2,5 centímetros al año. Y, al ser la superficie terrestre finita, tienen interacciones en sus límites. Estas interacciones, según la Teoría geológica de la Tectónica de Placas, pueden ser:

  • Divergentes: las placas se separan poco a poco, creando "nueva tierra". Es lo que sucede en la dorsal atlántica, que separa Europa y África de América, creando más distancia entre los continentes. Sobre esta dorsal está Islandia, que también crece un poquito cada año. Existe otro caso curioso de placas divergentes, el valle del Rift en África, que está desgajando el continente por el este, desde Mozambique a Etiopía, llegando la dorsal hasta Oriente Próximo. En África, la tierra se abre, formando lagos alargados. Con el paso de mucho tiempo, esa zona quedará partida en dos con un océano de por medio.


Ver mapa más grande
La dorsal atlántica frente a las costas de Portugal.

  • Convergentes: las placas chocan. Las consecuencias son tres, dependiendo si las placas son continentales (más rígidas) u oceánicas (más flexibles). La colisión de dos placas continentales provoca una compresión, formando grandes cadenas montañosas. Éste es el origen de la cordillera del Himalaya, por la fuerza que ejerce la placa india con la placa euroasiática. La colisión de dos placas oceánicas produce el mismo efecto, pero sacando a la superficie islas, como en el caso de Japón. La colisión de una placa oceánica con otra continental hace que la placa oceánica se introduzca bajo la continental, formando grandes abismos cerca de las costas y montañas a lo largo de éstas, porque la placa continental acusa la presión y se repliega un poco, como sucede en Sudamérica con los Andes.

  • Transformantes: los bordes de las placas se deslizan lateralmente, una al lado de la otra. Este tipo produce gran tensión y terremotos. El caso más famoso es la Falla de San Andrés, en el Oeste de Norteamérica, provocada por las placas Norteamericana y Pacífica, que da un resultado nada pacífico.

    La Falla de San Andrés desde el aire en un zona no habitada.


La Falla de San Andrés es particularmente activa y produce intensos terremotos cada cierto tiempo. En 1906, en la ciudad de San Francisco (asentada sobre la falla y con unos 400.000 habitantes), se produjo un terremoto entre 7 y 8 en la escala de Richter. Pero, peor que el efecto del sismo, fue el incendio que se produjo después, que provocó más víctimas y daños. El 75% de la población se quedó sin vivienda, por una (terremoto) u otra (incendio) razón. La zona de la ciudad más afectada fue Chinatown.

Imagen de Chinatown, donde se produjo la mayor cantidad de víctimas.

E imágenes en movimiento de las calles de San Francisco, tras el terremoto. El vídeo tiene poca calidad, por eso lo he reducido.






La fuente, la Wikipedia y lo que aprendí en el instituto. Las fotos, de Wikimedia Commons.


23 comentarios:

Ana dijo...

bloggesa, impresionante el vídeo. Las consecuencias son idénticas a un bombardeo. Casas derruídas, incendios, todo en ruínas..Nunca viviría en un sitio donde la tierra pudiese abrirse bajo mis pies; las únicas fallas permitidas deberían ser las valencianas jajaja! :D

Bloggesa dijo...

Ana, eres rápida cual centella. ¿Sabes? Me has pillado. Todo el artículo era una simple excusa para poner el vídeo. Al no tener sonido, es más tremendo. Totalmente de acuerdo contigo en eso de las fallas valencianas. Seguro que son mucho mejores y más divertidas, dónde va a parar.

Un saludo.

Tale dijo...

Que solvencia la tus posts, Bloggesa. Devastadora como un terremoto XDDD.

Ahí en SF, se ve que van a terremoto diario más o menos (de los que no se notan mucho). Es lo que tiene vivir encima de la falla esa.

Lo del Vesubio (y otros sitios, que también los hay) es muestra palpable de que especuladores del terreno los hay hasta en el infierno (o al menos en la boca del mismo) y lo de pagar la hipoteca para que un día sólo tengas una parcela de lava es de traca.

Otra curiosidad por lo visto está en Islandia donde se puede visitar una hondonada donde al parecer hay una línea donde cambia el color del suelo, y es realmente la unión de las placas americana y euroasiática. Es decir que puedes literalmente tener un pie en Europa y el otro en América.

Besosss

Blackjoker dijo...

En 2004,la placa antártica y la sud americana se separaron hasta 7 centimetros. Eso significa que desde entonces,(y más que se puede haber alejado si ha seguido este ritmo)se necesita un "poquito" más de tiempo,para llegar a la Antártida desde America y menos en hacerlo desde Australia.
La fuente de este dato es un geologo que conocí en la Base de Buena Esperanza (Península Antártica). Desde allí, entre otras investigaciones, se estudia el movimiento del continente antártico y su influencia en los cambios de las mareas o del clima. Ese año también fue el primero en que se tiene registro de precipitaciones (lluvia) en el continente austral. Chicos eso es malo: nunca ha llovido en la Antártida desde que el hombre la estudia. Besos a todos. BJ.

zendal dijo...

A mi me costó de peque, asumir esa idea de que los continentes, en realidad son enormes islas (placas) flotantes sobre un mar incasdescente de lava. Uf, ¿es que da miedo verdad?.

¡Muy bueno el post!. Me encantan estas temáticas, porque nos hacen recordar la verdadera realidad de las cosas.

Besos!

Igrein dijo...

Dios... placas tectónicas... convergentes ... divergentes.... verduras??? Jajajaja!!! Donde narices estabas hace 10 años!!! Yo te necesitaba para estudiar!!! Jajaja!!! ASí lo habría entendido mejor!!!

Un besazo!!!

PD: Un secreto: me aterroriza el pensar que puedo vivir una catastrofe así, o una guerra. Lo he soñado mil veces.

susana dijo...

quien te iba a decir a ti, que pondrías las cosas que estudiabas en el insti jajajaja años después por estos lares em jajaja xd que me gusta a mi valenciaaaaaaaaaaaaa vivan las fallas y los ruidos y la gente vestida raroooooooooooooooooooo

Norma dijo...

Muy interesante, si señora... tendrías a los alumnos embobados en clase si fueras señu...

Levanto la mano.... Señu, señu, que carachus hace la placa escocesa ahí abajo??????

Besos, guapa!!!! :)

Bloggesa dijo...

Tale, paradójicamente, que haya en San Francisco terremotos diarios es buena señal, porque las placas se ajustan poquito a poquito. Lo malo es cuando esos pequeños ajustes no son suficientes y, debido a la presión, hay un "ajuste mayor", vamos, un terremoto de la leche.
Y la densidad de población cerca del Vesubio me tiene alucinada. Es como tú dices, no ya por el miedo, sino porque te quedas físicamente sin casa.
Un besote, guapetón.

Blackjoker, sin duda la lluvia en la Antártida es un síntoma del calentamiento del planeta. ¿Has estado en la base de Buena Esperanza? ¡Hombre! Cuéntanos ahora mismo, por favor. Tiene que ser toda una experiencia ver la Antártida desde allí. Cuenta, de verdad. Un abrazo.

Zendal, yo de pequeña pensaba, por influencia de un libro de cuentos, que las islas flotaban en el mar a su bola. Eso sí que me inquietaba, más que nada, por los mareos que tenían que sufrir los habitantes. Después, lo de flotar en un mar incandescente de lava, si es que no nos queda otra. Y que sigamos por muchos años. Un beso.

Igrein, somos como los bichos de las verduras, flotando en una olla embravecida. Bueno, me he pasado. Habrás visto, por ejemplo, los guisantes dando vueltas como locos. Y lo que sirve para los guisantes, sirve para el aire de la atmósfera y para el manto terrestre donde flotan las placas.
No te angusties con tu secreto, no vives en una zona peligrosa, sísmicamente hablando. Lo de la guerra no es probable, más probable sería una guerra en la comunidad de vecinos. A ésas sí que tienes que tenerles miedo... Un abrazo fuerte.

Susana, ¡qué bonitas son las Fallas... desde el sillón de mi casa! Es que me dan susto los petardos, las tracas y todo eso que explota. La fiesta sí que me gusta, pero los petardos, no. Un besazo, preciosa.

Bien, Normita, he tenido que poner mis deditos a teclear y te aclaro lo de la placa escocesa. Se llama así porque está bajo el mar del... Scotia (Escocia en latín).
¿Y eso? Me preguntarás, pillina.
Pues que entre 1902 y 1904 estuvo por allí el barco Scotia, de la Expedición Nacional Escocesa que iba de exploración para la Antártida. El explorador escocés William S. Bruce, le puso el nombre (más que nada parece que para chinchar a su graciosa majestad británica) al barco y al mar que estuvieron explorando. Luego, para más recochineo, en vez de entregarla como territorio al Reino Unido, se la donó a Argentina en 1904. Aquí el enlace.
Un beso, guapa.

joker dijo...

¡KURu Kuru!

Estoy pensando que más de un post de estos vendría nikelao para el rincondelvago... nenes tened cuidao con lo que fusilais que luego el tito google es un traidor ;)

donde duende??? dijo...

jajajjaja...que guay¡¡me has recordado a mis tiempo de colegio¡¡¡eso creo que lo estudie hace unos diez años o asi¡¡¡yo me pido ser guisante¡¡¡¡jajajajaj...

Y Joker, terremoto fue el que se registro en todos los conciertos de Heroes cuando todo el mundo saltaba y coreaba las canciones'¡¡¡eso si que es un fenomeno natural¡¡¡¡jajajjja... que cabroncete es el quisante del donde duende, en????

Besos flotantes¡¡

Bloggesa dijo...

Joker, más de uno se habrá llevado una sorpresa en forma de suspenso. Antes, fusilabas una enciclopedia y no se enteraba nadie. Ahora, es más complicado...

¡Duendeeee! Te voy a dar yo a ti un fenómeno natural en forma de colleja fenomenal. No me soliviantes a Joker, (modo irónico on) que hoy lo está pasando muy mal, hoy ha tenido que trabajar después de una semana de vacaciones y mañana no curra. en 10 días, ha trabajado sólo uno. Anoche, el muy gracioso, se lamentaba. (modo irónico off)

Gato Negro dijo...

Uy, este post me ha recordado al terremoto que hubo este verano en la peninsula con epicentro en Pedro Muñoz y que me costó dos botellas de vino y alguna figurita de adorno que fueron al suelo.

A mi me pilló fuera, pero mis padres y hermanos se llevaron un susto...

Tambien me recuerda al terremoto de Lisboa de principios del S.XX cuyas repercusiones llegaron hasta Ciudad Real, parece ser que una de las columnas de la iglesia de San Pedro está torcida desde entonces...

En fin, que esperemos que no vuelva a pasar nada en algún tiempo...

Salu2

Norma dijo...

Jajajaj, qué graciosos los escoceses, cabreando a su graciosa majestad... pero bueno, es que los feuds entre unos y otros vienen de lejos... Claro, y también estuvo el capitán Scott por ahí, que no sé si era escocés, pero vaya...

Mis comentarios quitan seriedad a este blog, pero bueno, los del Duende también, y le queremos igual, jejjejejj :P

Besos, mo graidhs!!

Ana dijo...

bloggesa, también me leí todo el artículo, que conste en acta :P aunque el vídeo fue lo que más me impresionó. Es el rollo ese de que "vale más una imagen que mil palabras", aunque en tus posts tanto las palabras como las imágenes valen x 1000! Y ya dejo de enjabonarte xD
Lo que también mola son los comentarios, que también me los leo todos..me asustó lo de la lluvia en la Antártida que comenta Blackjoker...qué chungo..

donde duende??? dijo...

Norma, no te confundas¡¡¡¡Bloggesa lo tiene todo planificado: ella hace los post serios para que luego nosotros le pongamos la guinda divertida¡¡¡¡jajajjjja...

Besos irlandeses con cocacola¡¡¡jajajjaja...

El futuro bloguero dijo...

Me parece que hay personas que sienten los terremotos por lejanos que estén... y otros que no...

Tendrá su base científica?

Como me gustan tus entradas...

Bloggesa dijo...

Gato Negro, y menos mal que el de Pedro Muñoz (municipio de Ciudad Real, para los que no lo sepan), fue pequeño. Espero que el daño no fuera irreparable (es decir, que las botellas no fueran de ésas Gran Reserva para ocasiones especiales).
Un abrazo.

Norma, tus comentarios realzan el blog, y es que entre lo que sabemos todos y la guasa que nos gastamos, esto está siempre animado. Sois unos soletes. Un besazo.

Ana, es preocupante eso de la lluvia. Por cierto, que investigando la Antártida he encontrado un par de curiosidades que pueden interesar mucho. Un besito.

Duende, ¡qué haría yo sin mi duende-guinda más dicharachera! Otro irlandés con cola para mí.

Futuro Bloguero, cuando sucede un terremoto, el manto de la tierra acusa la vibración, que se propaga como ondas a través de él, produciéndose réplicas incluso al otro lado del planeta. Luego hecho un vistazo por ahí y veo si puedo ampliar para un post. ¡Gracias! Un beso.

Norma dijo...

Es verdad, yo no los noto ni a la de tres!!! He vivido terremotos en el Pirineo y en Barcelona, y todo el mundo: Lo has notado??? lo has notado??? Y nada, grrrrrrrr El día que lo note ya se me habrá tragao, jops!!


Gracias por el cubata, Duende! A tu salud y a la de la blogosfera.


Niños!!!

A finales de mayo voy a Madrid a la feria del Libro. Creéis que podríamos vernos???

:)

Gato Negro dijo...

Uy, un Gran Reserva no ha entrado en mi casa en la vida... Creo recordar que fueron una de Lambrusco y otra de vino blanco, o sea que no se perdió gran cosa irremplazable...

Y mi madre tiene mucha mano con los pegamentos y le puso la cabeza en su sitio a la figura que aterrizó...

Aunque se de gente a la que se le cayeron estanterias con libros y platos de esos que se cuelgan de la pared...

Un abrazo.

Bloggesa dijo...

Norma, of course! Dime el fin de semana y lo anoto en la agenda. ¡Chachi! ¡Bloguellón a la vista!

Gato Negro, por lo visto se dieron un buen susto allí. Menos mal que no fue mucho.
Un abrazo.

Blackjoker dijo...

Si bloggesa, estuve en la Base Esperanza en Noviembre del 2004. durante unas semanas formé parte de la tripulación de un rompehielos precioso.Fue muy emotivo,porque fuimos los primeros que llegamos en barco después del invierno antártico. Asi que nos recibieron por todo lo alto. Si algun día te animas a venir a Barcelona te enseñaré el album de fotos (unas 1400) y el video (4 horas y media) de mi aventura en la zona austral.X-DDD menudo largometrage para ahuyentar las visitas. Con respecto a los terremotos cuando se producen generan dos tipos de ondas las S y las otras no me acuerdo de que tipo son.

Las S son las más peligrosas porque viajan de arriba a abajo sacudiendo la superficie terrestre y provocando los daños de edificios y seres vivos. las otras creo recordar que son las T no son inofensivas pero no afectan al principio a la superficie pues viajan longitudinalmente y en paralelo a la corteza terreste. Creo que hay un documental de Discovery Channel sobre terremotos que lo explicaba muy bien (con maquetas y simulaciones virtuales.) En fin, nos vemos.Besos a todos.BJ.

Bloggesa dijo...

Blackjoker, que sepas que, aunque el frío me gusta muy poco, te envidio por haber podido vivir una experiencia como ésa. Debe ser extraordinario.
Un abrazo.