lunes, 28 de mayo de 2007

Fenómeno natural I. El rayo verde

"¿Alguna vez habéis visto el sol que se esconde sobre un horizonte de mar? Sí, sin duda.

¿Lo habéis seguido hasta el momento donde la parte superior de su disco roza la línea del agua y va a desaparecer? Es muy probable.

Pero, ¿habéis notado el fenómeno que se produce en el instante preciso cuando el astro radiante lanza su último rayo, si el cielo, despejado de brumas, es entonces de una pureza perfecta? ¡Tal vez no!

Bien, la primera vez que encontréis la ocasión -se presenta muy raramente- de hacer esta observación, no será, como se podría creer, un rayo rojo que impresionará en la retina de vuestro ojo; será un rayo "verde", pero de un verde maravilloso, un verde que ningún pintor puede obtener sobre su paleta, un verde que la naturaleza, ni en la gama tan variada de los vegetales ni en el color de los mares más nítidos, ha podido reproducir jamás el matiz.

Si hay verde en el Paraíso, no puede ser otro que ese verde, que es, sin duda ¡el verdadero verde de la Esperanza!

[...] Precisamente ese Rayo Verde se relaciona con una vieja leyenda, [...] leyenda inexplicada entre otras muchas, nacida en las Tierras Altas de Escocia, y que afirma lo siguiente: que ese rayo tiene por virtud hacer que aquél que lo vea no pueda equivocarse más en los asuntos de sentimientos; que su aparición destruye engaños y embustes; que aquél que ha sido tan afortunado de verlo una vez, ve claro en su corazón y en el de los demás."


El Rayo Verde, Capítulo III. - Julio Verne-

Traducción libre del original en francés por Bloggesa.

El Rayo Verde es un fenómeno real, que se produce en circunstancias atmosféricas muy específicas. Es un subproducto de la refracción y la dispersión de la luz del Sol cuando se encuentra cerca del horizonte, que produce el efecto óptico. No es un rayo, sino una pequeña superficie "iluminada" con un color inusual. El color más habitual es el verde, pero también se han observado, muy raramente, el azul, el rojo, el amarillo y el violeta, en función de la longitud de onda de la luz. Hay varios tipos de "Rayos Verde", de los que os dejo dos, que son los más habituales.

Espejismo inferior: el disco solar ha desaparecido por completo y se ve una "mancha" reflejada (corresponde a la fotografía anterior, extraída de la Wikipedia inglesa).

Espejismo superior: El disco solar aún no ha desaparecido y se ve un reflejo sobre él (foto bajo estas líneas).


Investigando, he descubierto que no es necesario buscarlo en el horizonte marino, puede verse también en tierra. La atmósfera tiene que estar muy estable y si existe algo de neblina en el aire, se refuerza la visión. También es posible verlo justo antes del amanecer, cuando el Sol va a salir.

Con respecto a la leyenda, dejemos en que es improbable aunque, como todo, nunca imposible. Pero hay que estar muy atento, porque no suele durar más de un par de segundos. Una lástima.


Motivación: "El Rayo Verde" de Julio Verne, regalo de mi abuela, leído hace aproximadamente 20 años y que me dejó con la duda de si existía o no. Pude confirmarlo en una enciclopedia.

Fuentes: Aquí os dejo los enlaces de las páginas que he utilizado. "Le rayon vert" de Jules Verne, de la Wikisource francesa, de donde he traducido el fragmento. Para la cosa técnica, esta página; y de esta otra, técnica y las dos últimas fotos. De la Wikipedia francesa, también algún dato; y de la Wikipedia inglesa la primera foto, donde hay muchas más.

Para ver: En estas dos páginas (1 y 2) podéis ver fotografías de Rayos Azules. En esta otra de Cazatormentas, las hay de un débil rayo verde captado en La Mancha. Y en éstas otras dos (1 y 2), secuencias de ocasos de sol con sus correspondientes tonos verdes (hay algunas fotos espectaculares).


8 comentarios:

kutxi dijo...

Qué cosas... ¡muy interesante! No sabía ni que existía esto, estaré atento a ver si dejo de meter la pata en amores, jaja.

Bloggesa dijo...

Si la leyenda, al final, no funciona, por lo menos has visto un espectáculo poco habitual. Si lo intentas, cuéntamelo. Yo estuve atenta unas vacaciones en la playa, pero no tuve suerte.

susana dijo...

voy a echarle un vistazo a todo despacito...por cierto, si jaja todos están en la puja...gracias por la visita a regalate, besitos su

Bloggesa dijo...

Espero que te guste, su. Besitos también para ti.

Norma dijo...

La de veces que estuve intentando verlo, bloggesa, después de leer el libro de niña :) Uno de aquellos libros que en una página eran de letra, y en la página contraria, cómic...

Nunca lo vi, claro... el mediterráneo no es el mar más adecuado, jejeje

Bloggesa dijo...

Pues en el mediterráneo supongo que se podrá ver al amanecer. Lo malo son las horas a las que amanece ¡qué temprano!

Lo que no sabía era que se podía ver también en un horizonte de tierra, a condición de que sea amplio (y en La Mancha de eso no falta).

¡Cómo marcan los libros cuando eres niño! ¡A la caza del Rayo Verde! Yo también lo hice, unas vacaciones. Pero tampoco lo vi. ¡Jo!

Evelyn dijo...

yo sigo intentando verlo desde las playas de Puerto Vallarta Mexico, aun no lo logro, pero he disfrutado de muchos atardeceres increibles!!!, creo q se trata de la esperanza y de mantener los sueños que de niños teniamos, no dejar que el mundo de "adultos" nos destruya!!

Bloggesa dijo...

Me parece, Evelyn, que eso es una de las mejores cosas: intentando atrapar el Rayo Verde, puedes disfrutar de los maravillosos atardeceres. Estos días he visto un par de ellos preciosos desde la ventana de mi oficina. Sólo con levantar la vista. ¡Qué bonitos!
Gracias por tu visita. Me parece que Blogger te ha dado algún problemilla para comentar.
Por cierto, que las vistas de Puerto Vallarta al Pacífico deben ser preciosas. Un beso.