miércoles, 23 de mayo de 2007

Y la provocación nació vestida de mujer

Y fue en 1906, bajo el nombre de Freda Josephine Carson, en Saint Louis, Missouri. Tuvo que trabajar de pequeña para ayudar a su familia a sobrevivir. Conoció a los 13 años a su primer marido, del que se divorció al poco tiempo. Ganó su primer concurso de baile a los 14. Se casó a los 15 años con su segundo marido, Willie Baker, del que también se divorció, aunque consevó el apellido que la llevó a la fama mundial. Desde pequeña estaba acostumbrada a trabajar y nunca dependió económicamente de sus parejas sentimentales. A los 16 años se convirtió en bailarina. Y en 1925 fue su gran oportunidad: París.

En Europa, el color de su piel no era un problema. En su primera actuación, exhibió la provocación que la hizo famosa, actuando sólo con un cinturón hecho de plátanos. En la Ciudad de las Luces, abrió su propio club, Chez Joséphine, rodó su primera película en 1927 y se convirtió en la artista mejor pagada de la época. Consciente del racismo que había en su país, Estados Unidos, trasladó a toda su familia a Francia. Era una de las mujeres más fotografiadas del mundo, rivalizando con Gloria Swanson y Mary Pickford. Fue la estrella indiscutible del vodevil y del cabaré y a ella la llamaron la "Venus Negra", la "Perla Negra" y la "Diosa Criolla". Donde quiera que actuara, la provocación la acompañaba. Fue musa y modelo de los artistas del momento.

En 1936 preparó un espectáculo para llevar a su país de nacimiento, pero además de un fracaso económico, también fue un fracaso personal. Sus paisanos no le perdonaban el ser negra y le vetaban el acceso en algunos restaurantes y hoteles, accesibles sólo a clientes blancos. Y el sector más conservador de la sociedad atacaban el tono del show, demasiado licencioso bajo su punto de vista. Para ellos, era demasiado extravagante, aunque ella moderó tanto su vestuario como sus bailes.

De vuelta a Francia, adquirió la nacionalidad con su tercer marido, un judío llamado Jean Lion. Con la llegada de la Segunda Guerra Mundial, se convirtió en una entusiasta activista de la libertad: se unió a la Resistencia francesa, hizo de agente encubierta para trasladar y recuperar documentos, trabajó como subteniente auxiliar en las Fuerzas Aéreas francesas, se ofreció a la Cruz Roja para ayudar a refugiados belgas en Francia, y levantó la moral de las tropas aliadas actuando para ellos en África del Norte. Al término de la guerra, fue condecorada con varias medallas y distinciones del Gobierno Francés.

En 1947, volvió a contraer matrimonio con el director de orquesta Jo Bouillon, con quien empezó a adoptar niños. Se divorciaron cuando Josephine adoptó su sexto hijo. Llegó a los 12 hijos, de etnias diferentes, que llamaba "La tribu del arcoiris", con lo que quería demostrar que la convivencia entre personas de diferentes razas era posible.

Comprometida contra el racismo, en la década de los 50 volvió a ir a Estados Unidos a actuar. Sí lo pudo hacer en Miami, pero canceló una actuación en Atlanta, al no permitírsele la entrada en un hotel. Exigía en sus espectáculos que el público no estuviera dividido por el color de la piel (algo inaudito por esa época) y siempre denunció el racismo allí donde lo vió. De hecho, parecía resultar incómoda para su país de origen e inventaron historias absurdas, relacionándola con Mussolini, supuestos viajes a Leningrado y actividades comunistas. Por todo esto, estuvo investigada por el FBI. Por su activismo contra el racismo, la National Association for the Advancement of Colored People (NAACP) eligió el 20 de mayo como día de Josephine Baker. Tras esta gira, que fue mundial, se retiró a cuidar de sus 12 hijos.

Apareció después intermitentemente en función de sus necesidades económicas. Su situación era muy precaria, debido a su tren de vida y al mantenimiento de sus hijos. Tuvo en su madurez una salud muy delicada, que hizo que en 1964 tuviera un ataque al corazón. En 1973 volvió a Estados Unidos para actuar en el Carnegie Hall de Nueva York. Esta vez, fue acogida con el éxito que se merecía. Recibió una gran ovación antes de actuar.

En 1975, a los 68 años, la gran Josephine Baker hizo su última actuación en París para celebrar sus 50 años de carrera. Su situación económica era desesperada, con su castillo embargado y su salud estaba muy deteriorada. Días después, falleció. Fue la primera mujer de origen estadounidense (aunque nacionalizada francesa) en recibir honores militares en su funeral (al que acudieron unas 20.000 personas) y fue enterrada en Mónaco. Era amiga personal de Grace Kelly, que la ayudó enonómicamente en varias ocasiones.


Existen en internet algunos vídeos de actuaciones y películas. Para muestra, unos botones:

Vídeo mudo restaurado y coloreado para conmemorar el centenario de su nacimiento el año pasado.

Aquí canta y hay imágenes de Josephine ya de adulta (documental francés).

Éste es una escena de una de sus películas: "La Princesa Tam-Tam".


Fuentes: varias páginas con diferentes biografías (1, 2), la Wikipedia (1 y 2) y una página con fotos suyas (de las que he sacado algunas para ilustrar el artículo). Para lo que no está ahí, los recuerdos de una miniserie o telefilm de su vida que pusieron por la tele allá por el milenio pasado. Hizo varias películas y apariciones en televisión (Ficha en IMDb).

12 comentarios:

el relajado joker dijo...

¡joe, que mujer más sexy!

Parece mentira que mostrara esos ENCANTOS en la primera mitad del siglo XX y tuviera problemas... aunque pensando en la que se montó con la teta de otra negra hace bien poquito en EEUU... llegas a la conclusión que hay lugares en el mundo que avanzan más bien poco, cuando no retroceden unos siglos...

bloggesa dijo...

En los años 20 y 30. Supongo que los estadounidenses no están acostumbrados a ver encantos. Recuerdo una historia de una amiga: tuvieron una vez a un chico estadounidense de intercambio, 1 mes en su casa y era cuando pasaban por la tele aquel anuncio del desodorante Fa (una mujer desnuda nadando, el eslogan "Frescor salvaje del Caribe") y el pobre muchacho alucinaba, que cómo podían salir mujeres desnudas en una cadena pública... Supongo que le dieron de pequeño biberón en vez de teta. ¡Qué cosas!

dalr dijo...

Bueno. Me parece que los ataques de moralidad aberrante van por rachas. Ahora mismo en Estados Unidos, país de por sí bastante conservador, viven un momento especialmente reaccionario. Que además nos salpica a todos. Y si lo juntamos con los otros tipos de integrismo que nos rodean (ideológico, religioso...) La cosa está especialmente chunga. El ver que hace un tiempo, las cosas por allí estaban mejor abre la esperanza. Claro que nosotros también podríamos volver p'atrás. Qué miedo...

bloggesa dijo...

Y que lo digas. Pero no os confiéis. Josephine no se desnudaba en los escenarios estadounidenses. De esa época es el primer vídeo. Es decir, cómico. Y cuando volvió, fue en plan más recatado. Fue en Europa cuando se "destapó".
Creo que a este lado del mundo somos algo diferentes. Allí vivieron un puritanismo a lo loco, del que aún no se han sacudido. Y viendo es "escándalo" de la teta de la Jackson, no creo que se lo sacudan pronto.
De todas formas, ¿son ellos los raros o somos nosotros? ¿Cuál es el estándar? ¿Qué es lo normal?

joker dijo...

Creo que el problema no está en descubrir qué es lo "normal" o lo "estándar"... sino en descubrir las contradiciones que presenta el sistema en el discurso ideológico oficial.

El tabú del sexo puede que tenga orígenes religiosos; pero también el discurso religioso cristiano es profundamente no-violento y eso no impide que se muestre violencia por doquier en la tv, los juegos, etc. A los padres le preocupa que sus niños puedan ver una teta, pero le ponen la peli de Rambo todas las veces que el nene quiera para que no de la tabarra. O que se defienda a ultranza la posesión de armas de fuego.

En resumen, la pregunta debería ser: ¿cuál es la posición social más sana mentalmente para el individuo?

Quiero suponer que cualquiera con dos dedos de frente al hacerse esta pregunta una y otra vez concluiría siempre en contra del tabú. De ahí que algunos pensemos que el tabú no es más que un instrumento más de control social que debe abolirse.

Fdo.
FLT-CSF
Fundación para la Liberación de las Tetas.
Contra Sujetadores Fascistas.

bloggesa dijo...

jajajajaja. ¿Presidente o miembro? Eres un caso.

Miembro, el artista antes conocido como joker dijo...

Soy Miembro, Él Miembro.

Fdo.
FLT-CSF
Fundación para la Liberación de las Tetas.
Contra Sujetadores Fascistas.

Bloggesa dijo...

Creo que en la máquina de café de tu trabajo, miem... digo joker, ponen algún tipo de sustancia que te afecta al cerebro. De verdad, háztelo mirar, que me asusta... XD

Norma dijo...

Jejejejej, los que asustan son los que rechazan a una mujer por ser negra.... negra????????????

En cualquier playa hay 1000 personas de piel más oscura... y jugandose un cancer de piel por oscurecerse aun más... no entiendo nada...

Pero que coraje esta mujer!! que vida tan apasionante, qué inspiración!!!!

Besos, guapa

Bloggesa dijo...

La gente en la playa no sé si se da cuenta. Yo estiro la toalla, me hecho crema y me voy al chiringuito porque no aguanto 2 minutos al sol. Además, me quemo enseguida.

El mérito de Josephine Baker fue ése que dices: ser negra, mujer y tener más coj.... que muchos hombres juntos.

gaston dijo...

Hola...hago una consulta que quiza alguno pueda responderme...alguien conoce o sabe como ubicar informacion de una pareja de bailarines que bailaba con Josephine llamada LES HARDINGS?
Me seria de mucha utilidad esta informacion...gracias.

Bloggesa dijo...

Gaston, lo siento, no tengo ni idea. He hecho una búsqueda por si te podía echar un cable, pero no he encontrado nada. Tal vez deberías meterte en algún chat francés, te podrían dar alguna pista.

Que tengas suerte.